Dani-Alves-LA-FM-.jpg
Dani Alvés actuando como portero
6 Feb 2018 02:14 PM

Dani Alves se puso los guantes y fue arquero del PSG

Tras la expulsión del arquero Kevin Trapp y los tres cambios hechos, Dani Alves tuvo que ir al arco en los últimos instantes del juego de PSG.

Pese que menos de 48 horas antes estuvieron celebrando hasta bien entrada la madrugada el 26º cumpleaños de Neymar, los jugadores del París SG sellaron el pase para los cuartos de final de la Copa francesa con un triunfo ante el Sochaux (4-1).

Ante la ausencia de la estrella brasileña, que se quedó en París descansando, buena parte del éxito se la deben los parisinos a la actuación del argentino Ángel Di María, autor de un triplete (1, 58 y 62).

El otro gol parisino lo anotó el uruguayo Edinson Cavani (28), mientras que Florian Martin puso momentáneamente el 1-1 en el marcador (13).

Como curiosidad, el arquero alemán del París SG Kevin Trapp fue expulsado al filo del minuto 90 por derribar a un contrario fuera del área y Dani Alves se colocó bajo los palos ya que el técnico Unai Emery había realizado los tres cambios.

El lateral brasileño se cambió el buso, se puso los guantes verdes y se instaló para defender el arco de su equipo durante el último minuto de partido. Afortunadamente, y pese a la baja de Neymar, el resultado ya estaba sentenciado, con un 1-4 que ha clasificado al equipo para cuartos de la competición.

"Respetamos mucho esta título, la Copa de Francia, y respetamos mucho también al Sochaux. El equipo ha demostrado en el césped el respeto que tenía y ha hecho un buen partido", declaró tras el partido el técnico parisino Unai Emery.

"Comenzamos fuertes, marcando pronto y con ocasiones para hacer un segundo, pero el Sochaux tuvo dos o tres chances y marcó. Concedimos menos ocasiones en la segunda parte, pero tuvimos que trabajar para conseguirlo", analizó el DT español.
Los jugadores del Sochaux se habían mostrado molestos con los del PSG por irse de fiesta a menos de 48 horas del partido, lo consideraron una falta de respecto y saltaron al campo dispuestos a hacérselo pagar a los capitalinos.

Ni siquiera el primer gol de Di María nada más empezar (1), cabeceando sin oposición en el segundo palo un centro desde la derecha de Kylian Mbappé, aplacó los deseos de reivindicarse del Sochaux, que empataron poco después en una jugada en la que el PSG falló en defensa (13).

Los locales siguieron dando guerra cuando Cavani puso el 2-1, culminando con un remate desde el suelo una contra llevada por Di María y Layvin Kurzawa (27), y solo bajaron los brazos cuando El Fideo sentenció con dos goles en dos rápidas contras.

En la primera, el argentino recibió la pelota en tres cuartos de Marco Verratti y se plantó por velocidad solo ante el arquero rival, al que batió de un zurdazo al palo corto (58).

Cuatro minutos después, en una jugada similar, fue Cavani el que disparó y el rechace del portero lo aprovechó Di María para anotar a puerta vacía.

 

Con información de AFP.