17 Abr 2016 03:37 PM

Barcelona volvió a perder y se aprieta la Liga española

El cuadro 'che' derrotó al Barcelona en el Camp Nou (1-2), en el día en que Messi marcó el gol 500 de su carrera.

 

El Valencia prolongó la increíble mala racha del Barcelona, asaltó el Camp Nou (1-2), y le dio aún más picante a la lucha por la Liga, con el Atlético de Madrid a la altura de los azulgrana y el Real Madrid a un punto de ambos.

 

Definitivamente el conjunto de Luis Enrique Martínez mandó al limbo toda la ventaja que hacía bien poco tenía y con ello alimentó hasta el infinito las opciones de los equipos madrileños, a la vez que agrandó la herida abierta y profundizada en la 'Champions' y encadenó su cuarto partido liguero sin ganar -tres derrotas seguidas-.

 

No hace mucho, la ventaja azulgrana era de nueve puntos sobre el Atlético y doce sobre el Real Madrid. El título parecía en su poder. Ahora, todo está abierto con cinco jornadas por delante.

 

Mejoró el conjunto barcelonista respecto a sus anteriores comparecencias, pero entre su falta de acierto y la gran actuación del meta brasileño Diego Alves el panorama volvió a derivar en derrota.

 

El Valencia, renacido con Pako Ayestarán en el banquillo y ya sin el miedo de hace poco por la cercanía de la zona roja, se resguardó en el acierto de su guardameta, en su trabajo defensivo y en las salidas a la contra.

 

Un autogol del croata Ivan Rakitic cuando trataba de parar un centro del brasileño Guilherme Siqueira (m.26) y un tanto de Santi Mina en la prolongación del primer tiempo, volvieron a encender la luz roja en el Camp Nou.

 

Diego Alves había sido un muro y lo siguió siendo aunque no pudo evitar el gol 500 de Leo Messi (m.63), que dio algo de luz al Barcelona. Su acoso permanente y constante no encontró el premio ante un Valencia que supo sufrir pero no así sentenciar en las ocasiones que tuvo al contragolpe.

 

Tras el juego, el Valencia publicó una controvertida fotografía en la que el equipo posa como el Real Madrid cuando ganó también al Barcelona en el Camp Nou; además, uno de los jugadores sostenía la camiseta de Denís Chéryshev -ausente-, quien en la Copa del Rey, cuando jugaba con el Madrid, fue centro de polémica por ser alineado de manera irregular, algo que dejó fuera al equipo blanco de la competencia y terminó en la burla general de la afición culé.

 

Esta es la imagen que ha generado todo tipo de comentarios:

 

Fuente
Sistema Integrado Digital