000_14L8GM.jpg
AFP
6 Mayo 2018 11:48 AM

Barcelona se hizo su propio pasillo de honor ante la negativa del Madrid

El conjunto catalán empató en el Camp Nou con el Real Madrid y mantiene su invicto en La Liga.

Tras el 2-2 cosechado ante el Real Madrid, el Barcelona celebró ante los aficionados que asistieron al clásico disputado en el Camp Nou el doblete de Liga y Copa del Rey conseguido este curso.

Tras el pitido final del árbitro, los jugadores azulgrana se quedaron en el círculo central del césped y, animados por la música y el confeti azulgrana, agradecieron el apoyo de los seguidores durante la presente temporada.

Los componentes de la primera plantilla, también los descartados, dieron una vuelta de honor y aplaudieron a los aficionados que se quedaron a celebrar el doblete.

El maestro de ceremonias fue Gerard Piqué que, micrófono en mano, se refirió al eterno rival: "Como hoy éramos campeones de Liga y no nos han hecho el pasillo, pedimos al cuerpo técnico que nos haga el pasillo. Este es el pasillo de los hombres que cuidan del Barça".

Y así fue como acabó el clásico. El cuerpo técnico al completo haciendo el pasillo a los jugadores que, veinte minutos después de empatar contra el Real Madrid y sumar el 42º partido de Liga sin conocer la derrota, se dirigieron al vestuario.

Cabe señalar que el técnico del Madrid, Zinedine Zidane, aclaró que no iban a hacer pasillo porque el Barça no lo hizo tras el Mundial de Clubes.

Zinedine Zidane explicó su decisión de no realizar pasillo al Barcelona en el Camp Nou tras su conquista de LaLiga Santander, como devolución al gesto que tuvo su rival en el partido de la primera vuelta en el Santiago Bernabéu.

“No soy quién para decidir solo que no se va a hacer el pasillo. Hay que hablar de la situación, porque después del Mundialito entiendo que para ellos no era importante hacernos el pasillo y alguno dice que ellos no estaban en la competición y es mentira, porque estaban en la Champions y hay que ganarla para disputar el Mundial”, aclaró.

“Es ahí donde no está clara la cosa, porque yo no soy quién para decidir que no se hace el pasillo, fueron ellos los que no lo hicieron y nosotros, con respeto, no lo hacemos porque ellos no lo hicieron”, añadió.

Zidane, no obstante, elogió la temporada del Barcelona. “Yo respeto lo que ha hecho el Barcelona, ganar la Liga que es lo más difícil, complicado y bonito. Les felicito y eso es el respeto. Lo demás se puede interpretar después de lo que pasó y es cuestión mía, nada del club. Si hubiesen hecho el pasillo, yo no rompería nada de lo que había antes, pero tampoco vamos a hacer una cosa que ellos no hicieron”.

Con información de EFE