5 Jun 2016 10:13 PM

Paro agrario: denuncian enfrentamientos con el Esmad que podrían complicar los diálogos

Se registraron bloqueos en cuatro departamentos del país y miles de manifestantes apostados en al menos 80 puntos, según la Cumbre Agraria.
Los líderes del paro agrario denunciaron nuevos enfrentamientos con la Policía que podrían complicar el diálogo con el Gobierno. 
 
"Se están presentando enfrentamientos entre el ESMAD (Escuadrón Móvil Antidisturbios) y manifestantes" en la localidad de Cajibío, en el departamento del Cauca, uno de los más afectados por la manifestación, declaró César Jerez, vocero de la Cumbre Agraria, que convocó a la protesta.
 
"El Gobierno se comprometió fundamentalmente a distensionar la situación en el Cauca en materia de derechos humanos, promover la presencia de la Defensoría en los puntos de movilización y avanzar en la subcomisión de derechos humanos, pero sin garantías no se puede restablecer el diálogo", aseguró.
 
Jerez participó el sábado en un encuentro con ministros del gobierno en la ciudad de Cali, en el que se acordó dar ciertas garantías de seguridad a los manifestantes para promover la instalación el próximo martes de una mesa única nacional de negociación.
 
Sin embargo, el líder campesino insistió en el "incumplimiento" por parte del gobierno de lo acordado.
 
Líderes de la Organización Indígena de Antioquia, que participa de la protesta, denunciaron enfrentamientos entre manifestantes y autoridades en una carretera de ese departamento, que dejaron "ocho personas heridas" y "cientos afectadas" por gases lacrimógenos.
 
Desde que comenzó la protesta el pasado lunes, se han producido numerosos bloqueos de carreteras que han terminado en varias ocasiones en refriegas con las autoridades, con un saldo de al menos dos muertos y decenas de heridos y detenidos.
 
Según Jerez, había aún bloqueos en cuatro departamentos del país y miles de manifestantes apostados en al menos 80 puntos.
 
La situación ha generado incluso desabastecimiento de insumos médicos en hospitales del sur del país, por el taponamiento de vías principales, y la Cruz Roja encabezó una "caravana humanitaria" para llevar oxígeno y otros materiales.
 
La protesta campesina persigue mejoras para el sector, a la vez que denuncia el presunto incumplimiento de acuerdos para la Colombia agrícola y rural alcanzados con el gobierno de Santos tras paros de fuerte impacto en 2013 y 2014.
 
La Cumbre Agraria -que reúne movimientos campesinos, indígenas y afrodescendientes- reclama contra el aumento de las importaciones de alimentos, que atribuye principalmente a los tratados de libre comercio (TLC) firmados con Estados Unidos y Europa que, según afirma, compiten con la producción local. También alega altos índices de pobreza rural y la falta de tierras propias para cultivar.
Fuente
Sistema Integrado Digital