Farc-selva-2-afp-1.jpg
29 Ene 2017 05:49 PM

Norte de Santander sí tendrá zona de concentración de las Farc

Miembros de las Farc, Gobierno Nacional y campesinos de Catatumbo, llegaron a diferentes conclusiones para que en Caño Indio, Tibú, se dé la zona de concentración de más de 400 guerrilleros del Frente 30.
La
Fm

Después que los campesinos de Catatumbo manifestaran su inconformidad frente a la sustitución de cultivos de coca,  el Gobierno y las Farc llegaron a un acuerdo para que se pueda dar la zona veredal.

Por lo tanto, desde este lunes 30 de enero se contarán tres días consecutivos para la preparación de la zona veredal de Caño Indio; el primero de febrero comenzaría oficialmente la concentración de las Farc en Tibú.

Según, Juan Carlos Quintero Sierra, vicepresidente de la Asociación Campesina de Catatumbo, "en Caño Indio, el anillo de seguridad va tener un kilómetro a la redonda que abarca cuatro veredas; Progreso dos, Palmeras Mirador, Chiquinquirá, y Caño Indio (...) En términos logísticos y de infraestructura no hay nada listo en esta zona, sin embargo el Gobierno Nacional dará los materiales necesarios a los miembros del Frente 30 de las Farc para que ellos mismos comiencen a construir y darle más agilidad al proceso", indicó Quintero.

A continuación, el acuerdo al que se llegó entre campesinos de Catatumbo, Gobierno y las Farc, sobre el tema de cultivos ilícitos.

Durante el primer año el gobierno entregara a las comunidades:

- Un millón de pesos mensuales de remuneración por actividades de sustitución de cultivos, preparación de tierras para siembras legales o trabajo en obras públicas de interés comunitario, hasta por 12 meses para campesinos con cultivos o sin cultivos de uso ilícito.

- Un millón 800.000 mil pesos para la implementación de proyectos de autosostenimiento y seguridad alimentaria por una sola vez, tales como cultivos de pancoger y cría de especies menores.

- Nueve millones de pesos por una sola vez, para adecuación y ejecución de proyectos de ciclo corto e ingreso rápido como piscicultura, avicultura, entre otros.

A partir del segundo año, para asegurar a las familias mejores ingresos y condiciones de vida dignas, el Gobierno Nacional invertirá por familia, hasta diez millones de pesos en proyectos productivos y sufragar mano de obra. Adicional se creará una línea de crédito especial.

Adicionalmente, se contará con asistencia técnica durante todo el proceso, con un costo aproximado de tres millones 200.000 mil pesos por familia. Se estima que más de 660 técnicos y profesionales agropecuarios se movilizarán para acompañar a las comunidades.

La inversión en sustitución voluntaria produce resultados sostenibles, genera oportunidades territoriales e incide en la calidad de vida.