El uniformado fue capturado por sus compañeros de la estación de Policía.
Archivo
14 Dic 2020 01:47 PM

Indignación por agresión a Policías en Floridablanca

La mayor Deisy Mosquera resultó con lesiones en en rostro y cuerpo.
Nelson David
Cipagauta Velandia
@NelsonCipagauta

Rechazo e indignación causó la agresión que sufrieron cinco uniformados de la Policía de Floridablanca (Santander), entre ellos la comandante de la institución en el municipio, mayor Deisy Mosquera.

El hecho se presentó en el barrio Asovilagos, en donde había varias personas en estado de alicoramiento y con un equipo de sonido con elevado volumen.

Puede ampliar: Hinchas del América se olvidaron del distanciamiento en medio de celebración

La oficial sostuvo que en varias ocasiones se recibieron llamadas de ciudadanos, quienes cansados por el desorden de varias personas alertaron al cuadrante de la Policía.

Sin embargo, dijo, no hubo respuesta y por tal razón fue necesario que ella como comandante de la Policía liderara este operativo por un claro hecho de intolerancia.

Al llegar al lugar, estas personas los recibieron con insultos y empezaron a agredir a los uniformados. Los sujetos no discriminaron y también le propinaron golpes en el rostro y el cuerpo a la mayor Deisy Mosquera.

“Es un hecho lamentable, porque además del ataque a servidor público se presentó el ataque a una mujer. Por esa razón ya interpuse la demanda por lesiones personales contra los agresores”, explicó. 

Puede consultar: Investigan presunto descuido en muerte de adultos mayores en centros bienestar de Pereira

En total fueron capturadas tres personas, entre ellos dos hermanos, quienes hoy serán presentados en audiencia ante un juez con función de control de garantías.

La oficial hizo un llamado a la comunidad en las celebraciones que se desarrollen, porque están prohibidas las aglomeraciones de más de diez personas, de igual forma el toque de queda empezará a aplicarse desde las 11 de la noche hasta las 5 de la mañana del día siguiente.

Los uniformados lesionados fueron trasladados a la Clínica de la Policía, en donde recibieron atención médica por golpes y contusiones.