MingaIndígenasREFCOLPRENSA.jpg
Imagen de referencia de Colprensa
28 Jun 2021 07:13 AM

Asedio de grupos armados mantiene confinados a cientos de indígenas en Risaralda

Son más de 500 indígenas los que están refugiados en un resguardo debido al temor por las amenazas de grupos armados.
Valeria
Guerrero Osorio
@valguerreroso

Huyendo del accionar de la guerrilla del ELN, decenas de personas del resguardo indígena Palmira de Pueblo Rico en Risaralda, se desplazaron hacia Canchidó, en límites con el departamento de Chocó, en búsqueda de protección y amparo de sus vidas. Sin embargo, en dicha zona también existe temor por las amenazas de grupos armados.  

De acuerdo con Danilo Mejía, personero del municipio, son más de 500 indígenas los que están refugiados en un resguardo y quienes desde hace más de un mes se encuentran confinados ante el temor de ser víctimas del accionar ilegal.

Lea además: Revelan retrato hablado de señalados de atentar contra el presidente Duque

“Se generó un desplazamiento hacia la comunidad de Canchidó y esta misma se encuentra en confinamiento. De Palmira son cerca de 250 y de Canchidó son cerca de 260; en total, son 510 las personas que se encuentran en la misma comunidad, unas desplazadas y otras confinadas”, indicó Mejía.

El líder del Ministerio Público de Pueblo Rico explica que “ellos dicen que es por las amenazas de grupos armados al margen de la ley que hacen presencia en ese sector, que es muy aledaño al departamento del Chocó y allá sí hay presencia de dichos grupos”.

Según lo señalado por el Personero, con la administración local se ha coordinado la llegada de algunos víveres hasta el resguardo, con el fin de asistir a las dos comunidades indígenas que permanecen confinadas en la zona.

Lea también: Un hombre accionó una granada al interior de un hospital en Huila

El desplazamiento de los más de dos centenares de personas hasta dicha zona, sería el tercer movimiento masivo en Risaralda en lo corrido del 2021 por cuenta del conflicto armado que se está recrudeciendo en Chocó y el cual ha estado afectando a los habitantes de la zona rural de Pueblo Rico.