TransMilenio negó que haya masacre laboral tras renovación de buses

Foto: Transmilenio, foto archivo

María Consuelo Araújo, directora de Transmilenio, explicó que los nuevos oferentes deberán evaluar la situación.

Las directivas de TransMilenio negaron que se vaya a presentar una masacre laboral de conductores por la nueva licitación en la renovación de los buses del sistema integrado de transporte.

María Consuelo Araújo, gerente de TransMilenio indicó que los nuevos oferentes deberán valorar la experiencia de los conductores de la fase I y II para que no pierdan su trabajo.
Señaló además que dentro del proceso de licitación se debe garantizar la competencia en igualdad de condiciones, para que se asigne el contrato a la mejor oferta.

“Es importante que los concesionarios valoren a la hora de ofertar este nuevo servicio de operación la experiencia y capacitación de los conductores del sistema, recalcó Araújo.

Por su parte, Wilson Hoyos, uno de los representantes del sindicato de los conductores de TransMilenio denunció que existe el riesgo que sean despedidos más de 4.200 empleados que manejan los vehículos desde hace más de 15 años.

“Vemos con preocupación que TransMilenio lo que quiere es salir de los funcionarios más antiguos del sistema, van a la basura años de experiencia y miles de familias quedarán en el limbo”, sostuvo.

Para el primer semestre de 2019 se tiene planeada la llegada de una nueva flota de 1.400 buses para renovar los vehículos de la primera y segunda fase del sistema masivo de transporte, en remplazo de los articulados que en algunos casos tienen más de un millón de kilómetros.

De acuerdo con los estimativos del Distrito la compra de los buses para la renovación de la flota, tendrá una inversión que se estima en 500 millones de dólares.