Peñalosa descarta uso de buses eléctricos porque tarifa de Transmilenio incrementaría

Foto: Enrique Peñalosa, alcalde de Bogotá / Colprensa

Peñalosa, descartó el uso de buses eléctricos para renovar la flota de Transmilenio al advertir que su funcionamiento incrementaría la tarifa del sistema.

El alcalde de Bogotá, Enrique Peñalosa, descartó, por ahora, el uso de buses eléctricos para el sistema de transporte masivo Transmilenio, al advertir que esta medida podrían generar un incremento en las tarifas del pasaje.

LEA TAMBIÉN: Bogotá supera los niveles de contaminación atmosférica aceptados por la OMS

Peñalosa agregó la tecnología que utilizan los vehículos eléctricos aún no se ha terminado de inventar, explicando que el Distrito no puede arriesgarse a probar algo que aún no se ha perfeccionado.

El alcalde Peñalosa explicó que en otras ciudades del mundo como Madrid, Nueva York, Londres se utilizan buses con motores disel, para el transporte masivo. Hecho que según Peñalosa, es una referencia para la implementación de ese tipo de automotores en la capital de la República.

De igual manera, Peñalosa reveló que desde el año pasado un bus eléctrico está rodando por varias estaciones del sistema de Transmilenio, pero señaló que no se han obtenido buenos resultados porque el vehículo presentó varías fallas de operación.

“Nosotros ensayamos un bus eléctrico desde el año pasado eléctrico, pero hemos tenido muchos problemas con ese vehículo, es una tecnología que no está pulida y tiene costos más altos, nosotros no podemos aumentar la tarifa por tener los buses eléctricos, recalcó Peñalosa.

Sobre la renovación de la flota de buses de la primera y segunda fase de Transmilenio, las directivas de esa entidad anunciaron que en el primer semestre de 2019 llegaran los nuevos vehículos, luego de que se adelanten los trámites sobre la licitación.

María Consuelo Araujo, gerente de Transmilenio, manifestó que se espera que el próximo año empiecen a llegar más de 1.400 buses nuevos, en remplazo de los articulados que en algunos casos tienen más de un millón de kilómetros.

De acuerdo con los estimativos del distrito, la compra de los nuevos buses para la renovación de la flota de la Fase I y II del sistema tendrá una inversión que estimada en 500 millones de dólares. Vehículos que según Transmilenio, permitirán reducir los índices de contaminación en la Boogtá.