1403.jpg
27 Abr 2018 07:04 AM

Los chef privados de Peñalosa, el nuevo escándalo de despilfarro en Bogotá

En el Concejo de Bogotá fue denunciado el malgasto de los recursos por parte de la Alcaldía.

Desde hace varios años se viene hablando en el país de cómo existe un Estado “derrochón” que malgasta los recursos en contratos que a todas luces pueden resultar insólitos. Al margen del debate a nivel nacional, algo muy similar puede estar sucediendo hoy en día en la Alcaldía de Bogotá.

En el Concejo de Bogotá en las últimas horas se adelantó un debate de control político a la alcaldía por el presunto despilfarro de recursos por una seria de contratos en la administración de Enrique Peñalosa.

El concejal del Partido de La U, Rubén Darío Torrado, dio a conocer que la Alcaldía de Bogotá tiene dentro de sus contratos a tres chef que sirven a Enrique Peñalosa.

“Hay tres contratos que evidenciamos que están por el mismo valor y el mismo objeto donde a cada chef le pagan $4’800.000. Esto les cuesta a los contribuyentes casi $160 millones al año”, reveló el cabildante.

Otro ejemplo es la secretaria de Cultura donde para un evento compraron un costoso salmón de más de $500.000 o $65.000 en tinto.

En el mismo sentido Torrado cuestionó que haya a disposición de los funcionarios de la administración más de 358 camionetas para sus desplazamientos.

Yo pregunto cómo es posible que le sea entregado al jefe de control interno de ciertas entidades vehículo con conductor o al jefe de la oficina jurídica”, enfatizó.

Al respecto, el secretario general de la Alcaldía, Raúl Buitrago, defendió que no existe tal derroche en la administración de Peñalosa. Dijo que actualmente hay contratada una persona que se encarga de la preparación de los alimentos de la alcaldía y dos personas que sirven para el servicio en los eventos.

Según él, sumados todos los actos que al año deben ser atendidos por la alcaldía, no alcanzan a gastarse más de $7.000 por cada almuerzo que es ofrecido en los eventos de Enrique Peñalosa.

En respuesta a los demás gastos, el secretario dijo que las cajas menores de las entidades distritales son para invertirlas “en gastos menores, como su nombre lo indica”. Por eso prometió una revisión al respecto para determinar que sucedió.

En algunos casos, de acuerdo a la denuncia presentada en el Concejo, los funcionarios llegaron a pedir hasta tecnología que incluye teléfonos iPhone 8 de un valor superior a los tres millones.