zonaT.jpg
La Zona T de Bogotá, desde donde más se solicita al conductor elegido / Colprensa
30 Ene 2018 02:02 AM

Empresas de conductor elegido, preocupadas por restricción al parrillero

Una persona va en moto, otra presta el servicio, y cuando parquea el vehículo a su cargo, su compañero lo lleva de regreso.

Gran preocupación existe entre los directivos y empleados de las empresas de conductores elegidos que existen en Bogotá, debido a la medida tomada por la Alcaldía Mayor, que prohíbe la circulación de motocicletas con parrillero hombre en la capital del país.

Maryery González, gerente de Megaservicios SAS, empresa dedicada al préstamo de servicios de conductor elegido a distintas compañías aseguradoras en la ciudad de Bogotá, asegura que se están viendo gravemente perjudicados con esta prohibición. “Nuestro objeto social se realiza por medio de hombres que se desplazan en motocicletas a diferentes horas del día y de la noche, durante las 24 horas del día, los 365 días del año”, señaló.

“Una de esas personas conduce la motocicleta y el parrillero es quien va a conducir el carro de la persona que solicito el servicio de conductor elegido. Luego de que recogen el mencionado vehículo, se desplazan a dejar el vehículo al lugar que indique el propietario y se repite la misma operación las 24 horas del día”, agregó.
Sura, Allianz, Seguros Bolívar, Liberty, Maphre y Seguros del Estado son algunas de las aseguradoras a las que estas 35 empresas prestan sus servicios de conductor elegido, con las que se mueven alrededor de doscientos mil servicios semanales, de los cuales más de cien mil se realizan en Bogotá y sus alrededores.

Según Maryery González, esta actividad representa un gran eslabón en la economía de la capital colombiana, dado que por cada servicio que se presta, las aseguradoras pagan un promedio de $45.000, lo que equivale aproximadamente a $ 4.5000.000.000 mensuales.

De entrar en vigencia dicho decreto, sin tener claridad acerca de cómo operarán ellos, “las empresas como la nuestra entrarían de manera inmediata en quiebra, toda vez que el objeto social que nosotros desempeñamos depende de varias personas que se movilizan en motocicleta y la mayoría de parrilleros son hombres. Desde ya responsabilizo a la administración distrital, en cabeza del alcalde Enrique Peñalosa, por las consecuencias que pueda traer esta medida o en el caso que mencioné, que mi empresa llegue a caer en la quiebra”, señaló González.

Para este gremio es urgente retirar o replantear esta medida, debido a las graves consecuencias que puede generar en las más de 300 mil familias que dependen económicamente de esta actividad. Además se debe tener en cuenta que el personal que realiza la operación y las motocicletas que se emplean en la misma, están permanente vigilados e identificados, además de portar un uniforme y un carnet. Adicional a esto todas las compañías aseguradoras mantienen permanentemente monitoreado el servicio de conductor elegido.