LA FM

Papa Francisco: he conocido a tantas personas que me han tocado el corazón

El papa Francisco emprendió este domingo su viaje de regreso a Roma al concluir una visita de cinco días a Colombia en donde hizo énfasis en la importancia de la reconciliación para alcanzar la paz.

El Boeing 787 “Dreamliner” de Avianca que transporta a la comitiva pontificia despegó del aeropuerto internacional Rafael Núñez de Cartagena a las 19.26 hora local (00.26 GMT del lunes).

El sumo pontífice se despidió en la pista del presidente Juan Manuel Santos; de la primera dama, María Clemencia Rodríguez, y de altos funcionarios del Estado, tras lo cual asistió a una presentación artística del Carnaval de Barranquilla y la Banda de Baranoa.

Previamente Santos y Francisco mantuvieron un encuentro privado en una sala del aeropuerto y el papa recibió honores militares como jefe de Estado de la Ciudad del Vaticano.

Desde lo más alto de la escalinata y antes de ingresar a la aeronave, Francisco giró y levantó la mano derecha para despedirse por última vez de los colombianos, impartió la bendición y dio por terminado así su “viaje de la esperanza”.

Poco antes del despegue de la aeronave, el pontífice manifestó su agradecimiento a los colombianos por la acogida que le brindaron en los cinco días de la visita, en un mensaje en su cuenta de Twitter.

“Queridos hermanos colombianos, muchas gracias. He conocido a tantas personas que me han tocado el corazón. Ustedes me han hecho mucho bien, escribió el obispo de Roma tan pronto abordó el avión.

-Bitácora papal: el último día de Francisco en Colombia desde tres ángulos-

Un accidente que pareció un “puñetazo”, la monja rapera que no le pudo cantar al papa y otro mensaje a Venezuela desde Cartagena sellaron la última jornada de Francisco en Colombia.

– Venezuela: sí pero no –

Gabriel Lugo esperó sentado a que iniciara la última misa de Francisco en Colombia. Una gorra con la bandera de Venezuela lo protegía del sol de la calurosa Cartagena.

Este cardiólogo venezolano de 37 años salió hace un año y medio de su país por la crisis económica y política, que Francisco pidió este domingo solucionar tras rezar el Angelus en la iglesia San Pedro Claver.

El mensaje del papa nos ayuda a muchos porque es un pilar ideológico y espiritual. Pero creo que la mediación de la Iglesia en Venezuela debería limitarse a fomentar la paz y la reconciliación”, dijo a la AFP.

Lugo, uno de los más de 300.000 venezolanos radicados en Colombia, muchos huyendo de la situación de su país, aseguró que la crisis la “tienen que resolver los políticos”.

– “Puñetazo” al papa –

“Me dieron una piñada (puñetazo)”, dijo el papa a periodistas. No fue un derechazo del púgil colombiano Antonio Cervantes “Kid Pambelé” ni un altercado con un fiel.

Francisco bromeó sobre el golpe contra el vidrio del papamóvil que le causó un hematoma, un pequeño corte en su ceja izquierda y que le manchó de sangre su túnica blanca.

El vehículo recorría San Francisco, un barrio de Cartagena, cuando por la multitud que recibía al pontífice el conductor tuvo que frenar súbitamente y se provocó el incidente.

Uno de los agentes de seguridad del Vaticano asistió al jerarca y le limpió la sangre y el sudor con un pañuelo blanco. El recorrido nunca se detuvo.

“El papa está bien (…) Se le aplicó hielo y se medicó”, dijo el vocero del Vaticano, Greg Burke. Aunque con una sonrisa, el jerarca argentino dejó Colombia con un ojo negro.

– El “rapeo” que no fue –

María Valentina de los Ángeles no pudo cumplir su sueño de cantarle al papa.

Conocida como la “monja rapera” por su gusto y facilidad para darle ritmo a ese estilo urbano, la hermana concursó junto a una agrupación católica para que una composición propia se convirtiera en el himno oficial de la visita del obispo argentino a Colombia. Y ganaron.

Además de que la canción, un vallenato-pop llamado “Demos el primer paso”, se reprodujera en todos los eventos de Francisco, estaba previsto que acompañaran el recorrido del sumo pontífice por cuatro ciudades colombianas.

Pero la tonada tropical, que incluía un rapeo de María Valentina, solo se escuchó por altavoces y parlantes, según confirmó a la AFP una fuente de la Conferencia Episcopal de Colombia, organizadora del concurso, aunque no precisó las razones.