LA FM

Nairo Quintana, muchas incógnitas tras un difícil Tour de Francia

El Tour de Francia ha hecho sonar las alarmas sobre el futuro de Nairo Quintana. Después de haber sido dos veces segundo y una vez tercero en la Grande Boucle, en sus tres anteriores participaciones, fue un alma en pena este año en la ronda gala.

Al final terminó en un duodécimo puesto, a 15 minutos y 28 segundos del ganador de la carrera, el británico Chris Froome.

Ante los resultados Quintana, al ciclismo colombiano le salvó el segundo puesto de Rigoberto Urán, igualando la mejor clasificación de un pedalista cafetero, que tenía el propio Nairo.

La actuación de Nairo Quintana parece haber puesto en peligro la confianza del Movistar, pese a que el adverso resultado tuvo su origen en la decisión del equipo de que el colombiano disputara Giro de Italia y Tour de Francia.

“Sin el Giro, habría estado al cien por cien en el Tour”, lanzó Nairo durante la ronda francesa, como un dardo al Movistar.

El máximo responsable del equipo Movistar, Eusebio Unzué, en una entrevista a El País, también lanzó su puya a Nairo.

“Sigue teniendo un gran nivel pero no ha habido una progresión. Antes podíamos pensar que no progresaba, pero que tampoco iba hacia abajo y diríamos que este Tour ha roto un poco con esa línea. Aquí ha habido como una especie de retroceso. Comenzó muy pronto a ser mayor“, afirmó Unzué.

Ante esta situación, se empezó a hablar de que Nairo podría dejar Movistar al final de temporada, ante lo que parece una falta de confianza por ambas partes.

“Estoy tranquilo por lo que se habla de otros equipos. No es cierto. Tengo contrato con Movistar por dos años más“, afirmó.

Quintana tiene dos años más de contrato, pero Movistar puede haber comenzado a perder la fe en Nairo, que a sus 27 años ha dejado pasar una nueva ocasión de ganar el Tour, pese a que la planificación de la temporada fue responsabilidad del equipo y no de Quintana.

Entre los rumores que han circulado en este Tour, está el interés, confesado por el propio Unzué, de fichar al español Mikel Landa, segundo de Chris Froome en el Sky, y que está cansado de su papel de gregario.

Por Nairo Quintana parece estar interesado el Astana. “Siempre hay posibilidades“, respondió el director deportivo del equipo, Dmitry Fofonov, a preguntas de la AFP, sobre si Quintana podría pasar al conjunto kazajo, aunque expresó su creencia de que el colombiano seguirá en Movistar.

Chaves, también muy discreto 

Una mala planificación de la temporada, hizo que Nairo gastara una bala en sus pretensiones de ser el primer colombiano en ganar el Tour y dejó muchas incógnitas sobre su futuro.

Junto a Nairo, la otro que tuvo un tour difícil fue Esteban Chaves, que aparecía como la segunda opción colombiana para hacer un buen Tour de Francia, y que obtuvo la peor clasificación entre los siete ciclistas del país, con su puesto 62, a casi dos horas y media de Froome.

En el lado positivo está que los siete ciclistas colombianos que tomaron la salida en Dusseldorf acabaron la carrera, estando todos entre los 50 primeros con excepción del mencionado Chaves.

Tras Urán y Quintana, Carlos Betancur terminó en el puesto 18, Sergio Henao en el 28, Darwin Atapuma, el más combativo de los ciclistas colombianos en este Tour, con su segundo puesto el jueves en el Izoard, ocupó la posición 41, mientras que Jarlinson Pantano finalizó en el 46.

Si la generación de Quintana y Chaves no consigue ganar el Tour, detrás hay un pelotón joven pegando fuerte, con Egan Bernal como cabeza visible, con la misión de hacer justicia y darle al ciclismo colombiano ese ansiado y merecido triunfo en el Tour.