LA FM

Mil 100 niños mueren al año en Colombia por enfermedades del corazón

Close Up Of Doctor Holding Cardboard Heart

En el Día Mundial del Corazón, les daremos 7 recomendaciones para cuidarse de la principal causa de muertes en el mundo.

La Federación Mundial del Corazón, con apoyo de la Organización Mundial de la Salud, declaró el 29 de septiembre como el día internacional de este órgano vital. Por eso, investigadores revelaron que cada año en el país mueren 1.100 niños por enfermedades del corazón, de los cuales más de 170 mueren en Antioquia.

El problema es tal, que las complicaciones cardiovasculares son la principal causa de muertes en el mundo, por encima de los accidentes de tránsito y los homicidios.

Lo más preocupante es que entre más desarrollado sea el país, más personas mueren por esta enfermedad. Por ejemplo, en países en vía de desarrollo, como Colombia, dichas afectaciones representan el 28 por ciento de las muertes; pero en Estados Unidos y países desarrollados, el 32 por ciento mueren por culpa de la mala alimentación y otros factores como el estrés; así lo explicó el doctor Fernando Fortiche, Jefe de la unidad Cardiovascular del Hospital San Vicente Fundación.

Las 7 principales recomendaciones para evitar enfermedades del corazón son:

– Tratar de mantener el mismo peso, no aumentar. Una vez se evite el aumento, la meta para los meses siguientes es tratar de reducirlo pero sin excesos.

– Cada semana salir a caminar mínimo 5 días. Por cada jornada se recomiendan mínimo 30 minutos de caminata sin parar, tomando buena cantidad de agua. Esto ayuda a la eficiencia metabólica

– Evitar el consumo exagerado de sal y azúcar, la denominada “muerte blanca”.

-No consumir alcohol de forma frecuente, si se elimina del todo es lo ideal. Aunque recomiendan una copa de vino cada noche, esto acarrea problemas de colon y azúcar.

– Saber comer, aprender a preparar alimentos en casa. De niños nos enseñan a escribir, a hacer deporte, a sumar y restar, pero no a cocinar saludable.

-No consumir cigarrillo, pues ningún estudio ha puesto en duda las afectaciones que el tabaco genera en pulmones, corazón y cerebro.

– Revisión constante con el médico, ojalá cada tres meses, o al menos dos veces por año.