Tensión entre Antioquia y Chocó por instalación de separadores en Belén de Bajirá

Foto: Belén de Bajirá / LA FM

Diputados de Antioquia piden llevar al ESMAD para evitar disturbios.

A las 10 de la mañana de este martes 10 de octubre, las autoridades de Riosucio, Chocó, y de Mutatá, Antioquia, están convocadas en el kiosko del parque principal del corregimiento Belén de Bajirá, con el fin de que sean testigos del inicio del amojonamiento del territorio para resolver el conflicto limítrofe que completa 18 años.

La orden del Instituto Geográfico Agustín Codazzi es comenzar a instalar separadores, mallas y otros objetos que señalizarán hasta donde llegan los límites entre ambos departamentos. La situación fue calificada como “ilegal” por el gobernador de Antioquia, Luis Pérez, quien aseguró que nuevamente el IGAC pretende revivir los conflictos territoriales.

Luis Pérez aseguró que “hacer el amojonamiento de una finca de dos mil metros puede tardar hasta uno o dos años, imagínese cuánto puede demorar amojonar un territorio de miles de kilómetros y el dinero que puede costar. Yo creo que esto es solo por incomodar, resolver un conflicto limítrofe necesita cabeza fría y no de balaceras, porque con el papel y un lápiz también se generan conflictos”.

En redes sociales circulan fotografías donde se observa a los habitantes de Belén de Bajirá instalando banderas de Chocó y de Antioquia. Para evitar confrontaciones, los diputados antioqueños solicitaron que el ESMAD de la policía sea llevado al lugar antes del amojonamiento.

La instalación de los separadores es la decisión más directa que se ha tomado hasta ahora para resolver el conflicto entre los dos departamentos que reclaman a Belén de Bajirá. En la zona hay riquezas de palma de aceite, oro, níquel y una ubicación estratégica hacia el Pacífico chocoano.