LA FM

Piden llevar el ESMAD a Belén de Bajirá

Belén de Bajirá, en Chocó / Foto de LA FM

El próximo martes 10 de octubre iniciaría el proceso de amojonamiento en Belén de Bajirá, es decir, la instalación de separadores y otros elementos que definirán los límites entre Antioquia y Chocó, departamentos que se disputan la soberanía de ese corregimiento desde hace 18 años.

Al rechazar la decisión, el diputado de Antioquia, Norman Correa, aseguró que el Gobierno tendrá que llevar al ESMAD para evitar choques raciales entre los habitantes, como ya se registraron hace pocas semanas. Explicó que la decisión del IGAC rompe la calma que habían logrado los gobernadores de Antioquia y Chocó.

El corporado anunció que adelantarán una campaña para que los diputados se “amarren de pies y de manos” afuera de la gobernación de Antioquia, con el fin de llamar la atención del Gobierno Nacional para frenar la instalación de los separadores, medida que calificó de “ilegal” y “arbitraria”.

Según la resolución del Instituto Geográfico Agustín Codazzi, se convocó a las autoridades de Mutatá, Antioquia y Riosucio, Chocó, para que hagan presencia en el Kiosko principal de Belén de Bajirá, para iniciar la instalación de separadores para solucionar el deslinde entre ambos departamentos.

El corregimiento de Belén de Bajirá tiene 16 mil habitantes, el lugar cuenta con dos estaciones de policía, dos colegios y dos centros de salud, uno por cada departamento. El deslinde territorial he generado una confrontación racial entre los pobladores, tanto así que hace poco se enfrentaron ondeando banderas de ambos departamentos.