Jairo Castellanos: estamos retornando a la época del gobierno de Pastrana

Foto: AFP

El alcalde de Toledo, Norte de Santander, indicó que percibe poca presencia del Ejército, lo cual permite que hayan secuestros y voladuras del oleoducto.

En diálogo con LA FM el alcalde de Toledo, Jairo Castellanos y Gregorio Angarita, director de CORPONOR, hablaron sobre los atentados al Oleoducto Caño Limón – Coveñas en Norte de Santander.

Jairo Castellanos, mandatario de Toledo, indicó que las bocatomas de Arauca y Arauquita posiblemente se verán afectadas por el derrame de crudo, que sigue corriendo por el río Cubogón y que conecta con el río Arauca, después del atentado que se dio en la vereda Troya.

“Estamos volviendo a la época del gobierno de Pastrana, totalmente abandonados, el Ejército poco se ve y esto lleva a que hayan secuestros, que hayan voladuras del oleoducto, afectó el río, uno de los principales afluentes de Arauca, este rio es muy importante, es sagrado para la comunidad Uwa“. añadió Jairo Castellanos.

Entre otras declaraciones, Jairo Castellanos manifestó que “se sienten hijos abandonados por su padre, que llega el padrastro a maltratarlo”, refiriéndose al abandono de las autoridades y del Gobierno Nacional, ante los atentados al oleoducto y la inseguridad que se da en  el Catatumbo.

Por otro lado, Gregorio Angarita, director de Corponor, indicó que el daño ambiental que se ha ocasionado en los últimos días es grande.

“110 predios en Teorama, 136 en el Tarra y 96 en Tibú son los que podrían tener afectación en cuanto impacto ambiental, no solo con la afluente hídrica con el río Catatumbo, sino también con flora fauna y suelos, hay un área estimada de 2140 hectáreas afectadas, hicimos un sobrevuelo y se hizo un cambio favorable que se se descarta que no se va allegar a territorio venezolano”, agregó Gregorio Angarita.

Todavía estamos esperando que se renueve el plan de contingencia que se aprobó hace 10 años, lo van a actualizar y se va utilizar nuevas barreras, no podemos esperar en norte de Santander que se permita que 107 km del punto de derrame al punto de control se vea impactado, el daño ambiental es enorme”, añadió el director de Corponor.

Por último, el funcionario puntualizó que se necesita producir una evaluación integral, para determinar cómo se van a empezar las actividades de recuperación del ecosistema.

Escuche a Jairo Castellanos, alcalde de Toledo, en Norte de Santander