Inundaciones amenazan las obras de los colegios de Bolívar

Foto: LA FM (archivo)

En Hatillo de Loba, el consorcio encargado de la construcción de un colegio notificó que sería irresponsable iniciar las obras.

Las inundaciones provocadas por el río Magdalena, producto del incremento de los niveles del afluente, no ha permitido que inicien las obras en de la Institución Educativa San Miguel de Hatillo de Loba, financiadas con recursos del Fondo de Adaptación.

El consorcio Colegios Bolívar, encargado de la construcción, explicó que son inútiles los esfuerzos porque se siga anegando el terreno.

Ante el panorama, el gobernador de Bolívar Dumek Turbay, reconoció que la afectación por la temporada invernal es de grandes magnitudes y golpea a la educación en el departamento, “Las escuelas están bajo el agua y esto sumado al paro de educadores hace que tengamos una crisis compleja con nuestro servicio educativo. Estamos esperando que las aguas bajen para que la secretaría de educación pueda entrar, recuperar todos esos espacios y hacer las inversiones que sean necesarias”

El consorcio encargado precisó que se ha intentado evacuar el agua con el cierre una compuerta del jarillón, pero señala que no es suficiente porque los terrenos donde se pretende construir la institución siguen inundados. “Tenemos toda la intención de iniciar los trabajos de construcción de la Institución Educativa San Miguel, pero ante el inminente riesgo de inundaciones sería una irresponsabilidad colocar un ladrillo”

Las obras de las instituciones la Institución Educativa San Lázaro, en San Fernando y Institución Educativa La Arrinconada, en Mompox, siguen ejecutándose con el riesgo que representa el aumento de los niveles del río Magdalena. El consorcio Colegios de Bolívar ya envió una notificación una misiva al Fondo de Adaptación.

Por su parte, los habitantes de Hatillo de Loba manifestaron que desde una semana comenzó a filtrarse el agua y se ha inundado el lote para iniciar las obras de construcción. “A nosotros nos preocupa que se retrasen las obras financiadas con recursos del Fondo de Adaptación y ejecutadas por el consorcio Colegios de Bolívar”, dijo un padre de familia.