#LeyPepeSanchez pasa a sanción presidencial

Foto: Ingimage (Referencia)

Se trata de una iniciativa que reconoce regalías a directores y guionistas audiovisuales por la reproducción de sus obras a nivel nacional e internacional.

La Ley Pepe Sánchez, el proyecto que reconoce regalías a los directores y guionistas audiovisuales por la reproducción de sus obras, pasó a sanción presidencial tras ser aprobado en cuarto debate en la plenaria del Senado de la República.

La iniciativa, cuya autora es la congresista Clara Rojas, añade un parágrafo al artículo 98 de la Ley 23 de 1982, en el que se reconoce una remuneración para los autores audiovisuales por una comunicación pública, cada vez que sus obras sean reproducidas a nivel nacional e internacional.

El objeto de esta ley es subir el estándar en materia de reconocimiento de derechos de autor para los directores y escritores audiovisuales colombianos, para apoyar y promover este tipo de trabajos tan importantes que impulsan el desarrollo del sector; y nos ayudan a apoyar la cultura particularmente en esta etapa de paz y posconflicto“, indicó la Representante a la Cámara en un comunicado.

Rojas agregó que “se busca otorgar a todos los autores de obras cinematografías (directores/realizadores y guionistas y libretistas) el derecho a recibir una remuneración justa y equitativa por la reproducción de sus obras“.

El proyecto nació porque en la práctica cuando se ejecuta una obra cinematográfica o audiovisual, se ceden la totalidad de los derechos patrimoniales sobre la obra por parte de quienes son autores en favor del productor, perdiendo su participación económica en la reproducción de la misma“, añadió.

La congresista sostuvo además que “se quiere que los escritores y directores de obras audiovisuales reciban el dinero recaudado por la reproducción de obras y que se encuentra en el exterior, el cual no ha llegado a los autores por la falta de la normatividad en el país, pues no existe posibilidad de gestionar estos cobros. Se estima que Colombia podría recaudar anualmente en el mundo unos 15 millones de euros anuales“.