Ronaldo: Brasil, Alemania y España, en ese orden, favoritos al Mundial de 2014


Oct 21 2013
Fuente: EFE
Ronaldo / Foto: AFP.

El brasileño Ronaldo Luís Nazário da Lima, exjugador del Barcelona, Milan, Inter y Real Madrid, entre otros, ha afirmado que a lo largo de su carrera deportiva le hubiera gustado jugar en la liga inglesa, a la vez que considera a Brasil, Alemania y España como las favoritas para la Copa del Mundo 2014.

 

"España y Alemania siguen siendo candidatas (Mundial 2014), pero Brasil también demostró una fuerza grande y jugará en casa. En orden diría que los favoritos son Brasil, Alemania y España. Así", ha comentado Ronaldo, en declaraciones a FIFA.com.
 
Ronaldo justifica su preferencia por Brasil al señalar que "el equipo dio una muestra del potencial que tiene" en la reciente Copa de Confederaciones, donde ganó en la final a una España vigente campeona mundial.
 
"Con tiempo para entrenarse, Brasil mejora mucho su juego. Alimentó mucho la esperanza de los brasileños de ganar la Copa del Mundo en casa. Tenemos muchas posibilidades", añade.
 
En Brasil 2014, Ronaldo podría ver como el delantero alemán Miroslav Klose le podría arrebatar la marca de máximo goleador de la historia de la cita mundialista ya que está a un gol de igualarle.
 
"Creo que en el fútbol los récords existen para ser quebrados. No me preocupa esa posibilidad, algún día alguien lo superará. Mi historia fue hecha con muchos goles y eso él no lo puede borrar. Mi historia, mis 15 goles, no pueden ser borrados. Si mete más goles que yo lo felicitaré, lo admiraré por eso. Pero los míos, mi historia, no la puede quitar", señala al respecto.
 
Pero antes de pensar en lo que podría pasar en el futuro, Ronaldo recuerda el pasado; unos inicios que le llevarían a ser considerado uno de los "grandes" futbolistas de todos los tiempos.
 
Así, Ronaldo vio como el pasado 25 de mayo de 1993 se cumplían los veinte años de su debut en el fútbol profesional. Fue con 16 años, en el Cruzeiro, y ante el Caldense, en la Copa Mineiro.
 
Luego pasó por el PSV Eindhoven (1994-96), Barcelona (1996-97), Inter de Milán (1997-2002), Real Madrid (2002-06), Milan (2006-08) y Corinthians (2009-11). Y vestir en 98 ocasiones (62 goles) la elástica de la selección brasileña.
 
Un exitoso camino donde logró, entre otros títulos, dos Copas del Mundo, dos Copas Américas, una Copa de Confederaciones, un bronce olímpico, 1 Copa de la UEFA, 1 Supercopa de Europa, 1 Copa Intercontinental, 1 Recopa de Europa, dos Copas de Brasil, 1 Copa de los Países Bajos, 1 Copa del Rey de España, 2 ligas españolas, 2 Supercopas de España, el Balón de Oro, la Bota de Oro y la elección de Mejor Jugador Mundial FIFA.
 
"Me acuerdo perfectamente de todo en mi carrera, desde el inicio. Cómo era esa sensación de crecer y convertirme en un futbolista profesional en Cruzeiro. Siempre soñé con ser jugador de fútbol profesional, por lo que fue una emoción muy grande el darme cuenta de que estaba sucediendo. ¡Fue mágico! Me temblaban las piernas, los brazos, las manos. Luego empezó el partido y ya me tranquilicé", comenta sobre sus inicios.
 
También recuerda qué hizo con su primer sueldo como futbolista profesional: "El primero se lo di completamente a mi mamá, porque teníamos un sofá en Bento Ribeiro. Yo dormía ahí. Mis hermanos tenían cama, mis padres también; y yo dormía en el sofá. Mi mamá lo reformó entero, en forma de agradecimiento también, para que tuviera un lugar mejor para dormir".
 
"Gracias a mi disciplina, el sacrificio y mi dedicación al fútbol, todo se dio como quería que fuese. Es más, el resultado fue mucho mejor de lo que esperaba. Nunca pensé que iba a llegar tan lejos. Siempre soñé con ser jugador, por eso mi vida deportiva fue perfecta", comenta.
 
Con 17 años cambio de rumbo y paso de su Brasil a Holanda, tras fichar por el PSV: "Fue muy difícil, tenía apenas 17 años. Y Holanda es un país muy distinto a Brasil. Llegué a tener 30 grados bajo cero, ¡eso para un carioca es una pésima noticia!. Sufría mucho el frío: a la hora de entrenar se me congelaban los pies, las piernas, las manos, el cuello, las orejas. Todo".
 
"Nunca pensé que encontraría tanto frío en la vida. La alimentación también era difícil, no hablaba el idioma y se hacía muy difícil elegir lo que quería en el menú. Aprender el idioma fue muy complicado, me tomó dos años. Ahora ya no lo hablo, no lo practico hace mucho. Pero dentro del campo me divertía. Entonces el sacrificio valía la pena", añade.
 
Ronaldo no duda en afirmar quién era su ídolo: "Zico, sin dudas, fue mi gran ídolo. Pero como atacante, en ese momento, (Marco) Van Basten. Como número nueve fue uno de los mejores".
 
En su amplia carrera deportiva, Ronaldo ha militado en clubes tan "enemigos" entre sí como Barcelona y Real Madrid o Milan e Inter. Algo que le hizo pasar del "amor al odio" para algunos aficionados.
 
"Como decía un gran escritor brasileño (ndr: Nelson Rodrigues), la unanimidad es tonta. No me incomoda no agradarle a todo el mundo. Sólo espero agradar a la mayoría", comenta sonriendo.
 
Entre las cosas que hecha en falta está no haber jugado en la "Premier": "(¿Ganas de haber jugado en un club?) ¿Un club?, no lo sé. Me hubiese gustado jugar en la liga inglesa, donde no tuve la oportunidad ni el tiempo. Eso, sin duda".