De la Calle: tenemos cerca de 410 iniciativas que llevaremos a La Habana

Foto: Colprensa

Según el jefe del equipo negociador del Gobierno, esto se hace con el ánimo de recomenzar la discusión con las Farc.

Se acaba el cónclave con los promotores del ‘no’ y este jueves inicia la discusión de propuestas con las Farc para construir un nuevo acuerdo de paz.

Luego de una reunión del equipo negociador de paz del Gobierno con el Cardenal Rubén Salazar y varios líderes de la iglesia Católica, Humberto De La Calle anunció que serán 410 propuestas las que discutirán con las Farc en La Habana, con el objetivo de construir un nuevo acuerdo que permita agrupar a los colombianos en la idea de un pacto nacional.

“Tenemos alrededor de 410 iniciativas, que llevaremos a La Habana con el ánimo de recomenzar la discusión con las Farc y tratar de producir ese nuevo acuerdo que tenga cambios, porque hemos recogido ideas que, a nuestro juicio, son bastante razonables y confiamos en que en una discusión con las Farc logremos buscar un nuevo acuerdo que permita que los colombianos terminen adhiriendo a él de una manera mucho mas amplia”, aseguró el jefe negociador del Gobierno.

El jefe del equipo negociador dijo que en algunos temas se hicieron precisiones a los líderes del ‘no’.

“Sobre la jurisdicción especial de paz se han propuesto algunas modificaciones, al igual que hay temas de desarrollo económico, de garantizar la sostenibilidad fiscal, de aplicar la regla fiscal, precisiones sobre el respeto a la propiedad privada, a la libertad de mercado en el punto sobre reforma rural integral”, precisó.

Sin embargo, los puntos de participación en política y cárcel para integrantes de las Farc fueron los temas que generaron mayor discusión en los que no se logró un acuerdo.

Por ejemplo están las inhabilidades electorales para miembros de las Farc. Es un tema muy complejo, muy difícil; allí ha habido muy poco movimiento, hay también siempre una discusión sobre las sanciones restrictivas de la libertad. Lo que sí es cierto es que se ha hecho un esfuerzo muy grande de nutrir el acuerdo y de nuevas ideas, indicó.

Al concluir, el jefe negociador dijo que el deseo del Gobierno y las Farc es que la Iglesia acompañe la implementación de los acuerdos y el desarrollo del posconflicto.