1.300 estadounidenses reclamaron a Chiquita Brans por pagos a paramilitares


May 26 2010
 | 
Fuente: LA F.m.
RCN Radio

Con una carta al presidente de Chiquita Brands, Fernando Aguirre, firmada por 1,300 personas de todos los estados de los EE.UU., activistas exigieron que Chiquita pida disculpas por los pagos, crear un fondo con millones de dólares para la reparación de las víctimas y el despido inmediato de funcionarios de la empresa involucrados con los pagos.

 

"Durante 15 años, Chiquita pagó millones para protección los grupos más brutales de hemisferio…ejecutivos de la empresa sabían que cultivar bananos en zona de guerra era peligroso. Sin embargo, en lugar de dejar la zona y poner en riesgo sus utilidades, pagaron asesinos para proteger la empresa, a pesar de que sabían que los grupos armados que pagaba asesinaban a civiles inocentes", indicó Ken Crowley, de Acción Permanente por la Paz (Witness for Peace en íngles).

 

Acción Permanente por la Paz, un grupo con presencia en Colombia para verificar la situación de derechos humanos desde hace 10 años, estima que por lo menos 14,000 civiles fueron asesinados por los grupos armados mientras estos recibían pagos de Chiquita.

 

En el 2007, Chiquita llegó a un acuerdo con el Departamento de Justicia de los EE.UU. en el caso de los pagos ilegales a los paramilitares colombianos y la empresa pagó una multa de $25 millones de dólares. Pero para los activistas, no es suficiente.

 

"Chiquita sabía que pagaba a asesinos brutales, terroristas," dijo Crowley. "Aun después de que sus abogados y el Departamento de Justicia les exigían que dejaran de pagar, Chiquita siguió con los pagos para asegurar que seguían entrando millones en utilidades."

 

Los activistas exigieron que Chiquita creara un fundo para las víctimas de la guerra en Colombia. El fundo sería de total de las utilidades que Chiquita ganó en Colombia desde 1989 hasta 2004, el periodo en el cual hizo lo pagos ilegales.

 

El grupo de activistas y accionistas de Chiquita también exigieron que se despidan todos los funcionarios de la empresa involucrados en los pagos ilegales.

 

"Estos funcionarios sabían que con los pagos proveían apoyo material a terroristas y sabían que civiles inocentes iba a ser asesinados como resultado de los pagos," dijo Crowley.

 

"Deben de estar en la cárcel, pero por lo menos, deben pedir su empleo en Chiquita. ¿Que mensaje está mandando Chiquita si mantiene a estas personas asalariados con la empresa?"

Tag's de este contenido:

Internacional