Escándalos de la justicia agravan crisis político-administrativa de Cartagena

Foto: Imagen de referencia de Ingimage

La debilidad de la administración de justicia afecta la efectividad de los fallos judiciales.

El alcalde titular de Cartagena está encarcelado en Sabanalarga y La Fiscalía imputará cargos contra varios concejales, ambos casos por asuntos de corrupción que tienen en vilo el desarrollo económico y social de la ciudad. A eso se suma los escándalos de justicia que involucra a cartageneros.

Erick Urueta Benavides, presidente de la Veeduría de la Rama Judicial en Cartagena, sostuvo que “todos estos problemas están generando una crisis institucional. Por eso los líderes y las veedurías están llamadas a recuperar la institucionalidad, porque si las personas que están al frente no pueden gobernar, es turno del pueblo”.

Esa inoperancia de la rama judicial en Cartagena, según el veedor, termina afectando a los más pobres,los ciudadanos de a pie son los que demandan, el rico prácticamente no demanda. Ellos arreglan sus problemas en los centros de conciliación y no les importa pagar dos o tres salarios mínimos, la justicia la busca el pobre” agregó Urueta Benavides.

Según la Veeduría, no hay celeridad en los procesos relacionados con las entidades promotoras de salud y los incidentes de desacato de tutelas no tienen el efecto esperado por las personas accionantes. “Estamos viendo que eso se está convirtiendo en un diploma que se puede lograr, no están siendo efectivas las órdenes de arresto”.

Estas irregularidades han incentivado a los ciudadanos a salir a las calles para dar a conocer otros presuntos casos de corrupción que se comenten al interior de los tribunales de la ciudad.