Aseguramiento preventivo para seis implicados en desaparición de Octavio Zapata


Jul 05 2013
 | 
Fuente: La FM
Octavio Zapata / imagen de archivo elpais.com

El excongresista al parecer perdió la vida luego de una sobredosis de escopolamina suministrada por los autores de un paseo millonario del cual fue víctima.

 

El juez 31 penal municipal de Cali, acogió los argumentos expuestos por la fiscalía y determinó otorgar  medida de aseguramiento en establecimiento carcelario a  las seis personas involucradas en la desaparición del excongresista Vallecaucano Octavio de Jesús Zapata.

 

Aquí más información del asesinato del excongresista

 

Según las pruebas entregadas por el ente judicial Fabian Wong Cabezas y sus tres hijos: Marisol Wong Puertas, Jhonatan Wong Puertas y Luis Javier Wong Puertas, habrían actuado  junto a dos empleados de la familia identificados como Héctor Fabio Agualimpia y Leidy Magali Ruíz, en el diseño y ejecución de un supuesto plan para realizar un "paseo millonario" al exdirigente político , a quien según las informaciones entregadas por las autoridades le fue suministrada una dosis letal de escopolamina y posteriormente arrojado a las aguas del río Cauca, en zona rural de Palmira.

 

Durante la audiencia preliminar el jurista determinó que los implicados debían ser cobijados con medida de aseguramiento, dado el peligro que representan para la sociedad bajo los cargos de desaparición forzada y hurto calificado.

 

Como se recordará, la familia del conservador vallecaucano alertó a la fiscalía de su ausencia el pasado 24 de junio, día que no llegó a su casa.

 

En la diligencia de imputación de cargos, Héctor Fabio Agualímpia aceptó que fue él quien arrojó el cuerpo de Zapata al rio Cauca y participó en la venta ilegal del vehículo del exdiputado y excongresista en zona rural de Corinto, Cauca; mientras tanto Luis Javier Wong Puertas,  reconoció que el día 25 de junio, viajó hasta el centro comercial Unilago en la ciudad de Bogotá y con una de las tarjetas hurtadas ejecutó compras por 11 millones de pesos significadas en equipos electrónicos y de cómputo.  El resto de los involucrados no se acogieron a los cargos.

 

 A los involucrados se les endilga los delitos  de desaparición forzada y hurto calificado. Mientras que una de las tres mujeres inicialmente capturada, fue dejada en libertad.

 

Entretanto por un equipo conformado por 600 personas continúa tras la búsqueda en las aguas del río Cauca del cuerpo de Zapata.

 

La historia de la desaparición:

 

Según las informaciones recolectadas por la Fiscalía, el pasado 16 de junio, Octavio de Jesús Zapata, excongresista Vallecaucano se había citado en el hotel Intercontinetal de Cali con Marisol Wong Puertas quien acudió a la cita junto a un empleado de su familia y hoy testigo clave del ente judicial.

 

El motivo de la reunión era propiciar que Zapata  ubicara a su trabajador de confianza en una mejor plaza laboral. A la salida del dicho encuentro, la fiscalía argumentó, según versiones entregadas por el testigo, que la mujer le dijo  “ese es el viejito al que le vamos a a hacer el paseo millonario”, afirmación que sorprendió al encargado de labores de peonería en la finca de Marisol Wong y su familia.

 

El organismo judicial expuso que el exdirigente planeó el 24 de junio del presente año, una cita clandestina con la joven mujer. A la salida de su oficina en el centro de Cali, ordenó a su conductor que lo llevara hasta la Avenida Sexta  con carrera 37 en el norte de la ciudad, en donde le pidió lo dejara solo porque debía encontrarse con alguien.

 

En su vehículo esperó paciente a que Marisol llegara  puntual al lugar antes mencionado. Las versiones entregadas por la Fiscalía, destacan que la mujer abordó el vehículo del exdirigente conservador dirigirse  rumbo hacia un establecimiento privado en donde consumieron licor y solicitaron comida.

 

Hacia las 7 de la noche ambos llegaron hasta un segundo establecimiento nocturno. Esta vez, sólo pidieron aguardiente. La mujer, convenció a Zapata de que se fueran en taxi, previo aviso a los meseros del lugar, quienes no objetaron la decisión.

 

Al lugar acudió una segunda mujer  a quien los investigadores identificaron como Leydi Magali Ruíz para supuestamente fingir ser la sobrina de la víctima y poder llevar el vehículo sin problemas. Según la fiscalía para entonces el líder político ya presentaba evidentes síntomas de enajenación.

 

Ambas mujeres intentaron encender el vehículo del excongresista Zapata, sin tener éxito en su plan. EL sistema de encendido del automóvil era demasiado complejo para lo que conocían. Ante el imprevisto, las mujeres se vieron obligadas a contactar a Héctor Fabio Agualimpia, empleado de la casa de la familia Wong, quien finalmente pudo encender el vehículo y llevarlo hasta la finca en el sector de la Dolores, en zona rural de Palmira.

 

El fiscal expuso que durante el camino en un taxi, las dos mujeres suministraban  dosis adicionales de escopolamina a esta nueva víctima de un “paseo millonario”. La versión es sustentada por el testigo principal de la investigación,  quien aseguró que cuando arribaron a la casa, descubrió que Leidi Ruiz tenía guantes de látex en sus manos.

 

Sin embargo, las informaciones entregadas por la fiscalía, dan cuenta de que mucho antes de la llegada del taxi, uno de los hijos de Fabian Wong, Luis Fernando Wong estaba atento en una motocicleta para escoltar al carro de servicio público. Una vez en la finca y para evitar sospechas del taxista, Los hijos Wong, pasaron a Zapata a la camioneta de su padre, mientras Agualimpia llegaba con el vehículo de la víctima.

 

Tras varios minutos de espera, el vehículo en el que se movilizaba Octavio de Jesús Zapata y que figura a nombre de uno de sus hijos, arribó a la casa campestre. En él, se transportaba Agualimpia a quien junto a Jhonatan Wong Puertas, le fue encargada la misión de arrojar al excongresista Vallecaucano al Rio Cauca.

 

Una vez desaparecido Zapata, los implicados procedieron a la quema de sus pertenencias, según lo indicó la fiscalía.

 

Para el día 25 de junio, Luis Fernando Wong Puertas viajó hasta la ciudad de Bogotá, en donde realizó compras por once 11 millones de pesos significadas en equipos electrónicos y de computador en el centro comercial Unilago, con una de las tarjetas de Zapata.

 

Las versiones entregadas por el principal testigo de la Fiscalía, coinciden con las de Héctor Fabio Agualímpia, quien confesó haber tirado al río Cauca al excongresista vallecaucano y vender el vehículo de Octavio de Jesús Zapata.

 

Durante la audiencia preliminar, el juez determinó dejar en libertad a Angie Mosquera, una de las tres mujeres capturadas inicialmente por las autoridades implicadas en la desaparición del exdirigente. Las investigaciones revelaron que la mujer, fue vinculada al caso por Marisol Wong Puertas, a quien Mosquera, habría delatado por el robo de unos equipos de computador.

 

Los implicados:

 

Fabian Javier Wong Cabezas “el padre”A Fabian Wong, se le vincula y se le acusa presuntamente de ser el cerebro detrás del plan que terminó con la desaparición del excongresista vallecaucano, Octavio de Jesús Zapata. Se le vincula con haber prestado  su camioneta para transportar a la víctima.

 

Marisol Wong Puerta “la hija seductora”: Las informaciones entregadas por la fiscalía en la audiencia preliminar ante el juez 31 penal municipal de Cali, dan cuanta que Marisol, ya conocía al exdirigente Vallecaucano. Durante la investigación se le vincula como una de las personas que le suministró escopolamina y con quien Zapata, se citó en el norte de Cali para una cita clandestina.

 

Luis Fernado Wong Puertas: fue uno de los dos implicados que aceptaron los cargos expuestos por la Fiscalía. Luis Fernando, aceptó que el día 25 de junio viajó hasta la ciudad de Bogotá y realizó compras por 11 nillones de pesos con una de las tarjetas del excongresista, en el centro comercial Unilago. Es de anotar que la familia Wong, tiene negocios de distribución de computadores en el centro comercial La Pasarela, en Cali. Luis Fernando también reconoció que escoltó el taxi en que venía la víctima y ayudó para arrojarlo al rio Cauca.

 

Jhonatan Wong Puertas: El menor de los hermanos Wong, no reconoció que estuviera al tanto de la operación, como lo señala la fiscalía. Este hombre de 27 años negó los argumentos expuestos por la fiscalía, según los cuales, él esperaba en la finca que llegaran su hermana y una empleada con el excongresista. Al hombre también se le vincula con participar en la quema de los elementos de poco valor de Zapata.

 

Héctor Fabio Agualimpia: El segundo de los implicados que se allanó a los cargos de la fiscalía, reconoció que fue una de las personas que arrojó al río Cauca a Octavio de Jesús Zapata. Además, aceptó que llevó el vehículo hasta Corinto, en el departamento del Cauca, en donde ya se tenía pactada la venta del automóvil , propiedad del exdirigente. El oferente inicial, rechazó el vehículo por lo que se vio obligado a venderlo por un millón de pesos en zona rural de ese municipio.

 

Leydi Ruiz: A esta joven mujer, la fiscalía la vinculó supuestamente con haber suministrado una dosis extra a la que presuntamente Marisol Wong Puertas le había dado al exdirigente político.