Sector ganadero del Quindío, afectado por la primera ola invernal del 2017

Foto: Colprensa

Así lo advirtió Fedegán al evidenciar dificultades en la movilización de los animales, bajas en la producción y la calidad de la leche y la posible aparición de enfermedades.

En términos generales, varios sectores productivos rurales en el eje cafetero se han visto afectados por el período de las fuertes lluvias.

La ganadería se ha convertido en una alternativa económica en esta región, ante la crisis del café. Gustavo Patiño, miembro del Comité de Ganaderos del Quindío, manifestó que el período de lluvias, al aumentar y superar los índices históricos, directamente ha incidido en la producción, pues el número de litros es menor.

A pesar de la escasez de leche en esta zona, el precio al consumidor todavía se mantiene. Sin embargo, si las lluvias se prolongan, es posible que se presente un leve aumento en cuestión de dos meses.