Procuraduría identificó falencias en contrato de basuras de Bucaramanga

Foto: Colprensa.

Es la segunda ocasión que la Procuraduría hace una advertencia a la Alcaldía de Bucaramanga con el proyecto de las nuevas tecnologías que se implementará en el relleno sanitario El Carrasco.

Una serie de solicitudes y advertencias le hizo la Procuraduría General de la Nación a la administración de Bucaramanga por el proceso de contratación directa de plantas de manejo de los residuos sólidos de la capital de Santander y su Área Metropolitana, que adelanta la Empresa de Aseo municipal (EMAB).

La Procuraduría encontró que no hay estudios previos, análisis del sector y soporte técnico que puedan justificar ambiental, técnica, jurídica y financieramente la contratación directa que se pretende celebrar por parte de la EMAB.

El personero de la ciudad, Ómar Ochoa, señaló que está de acuerdo con el pronunciamiento que hizo la Procuraduría General de la Nación, destacando que “este tipo de reconocimiento, recomendaciones y observaciones que se efectuó, tienen ese propósito de enriquecer, retroalimentar y de generar alertas frente a eventuales riesgos, que se pueden evitar si se adoptan los correctivos del caso oportunamente”.

Otro de los aspectos que llamó la atención de la Procuraduría General de la Nación fue que no están claras, expresas y sólidamente establecidas las salvaguardas del patrimonio público, ante un desequilibrio económico del contrato, pues el Estado, en cabeza del municipio, es el llamado a responder patrimonialmente.

Teniendo en cuenta todas estas advertencias, la Procuraduría General de la Nación convocó nuevamente a la Alcaldía de Bucaramanga y a la Empresa de Aseo municipal a revisar las consideraciones presentadas por el ente de control y tomar decisiones con apego a la ley al contrato que estaba próximo a ser firmado.