LA FM

ONU y Noruega vigilarán proceso de paz entre las pandillas de Quibdó y la Alcaldía

Momento de la firma del acuerdo / Cortesía Alcaldía de Quibdó

El proceso de paz que la Alcaldía de Quibdó firmó con los jóvenes que hacían parte de las temidas pandillas de la ciudad, recibió un importante espaldarazo por parte de la comunidad internacional. Tanto así que la ONU y el Consejo Noruego para refugiados llegarán a la capital del Chocó para garantizar la sostenibilidad del acuerdo de paz, uno de los más importantes logrados en la historia del Pacífico colombiano.

Como garantes del proceso estarán el PNUD, Acnur y la UNICEF, programas de las Naciones Unidas que trabajarán para que los jóvenes no vuelvan a las pandillas. Klaus Colver, coordinador de Juventudes de Quibdó, explicó que estas personas se dedicaban a los atracos, el tráfico de drogas y las extorsiones.

En diálogo con LA FM, Klaus Colver expresó que “además de Acnur, Unicef y PNUD, también estará la Defensoría del Pueblo y la Iglesia. Ya hay una participación más abierta en el proceso de paz, la ayuda llegará en dos vías, una para garantizar la sostenibilidad, pero otras instituciones llegan para ser garantes del proceso“.

En el acuerdo de paz, la alcaldía de Quibdó se compromete a ofrecer educación y trabajo a los jóvenes que integraban las pandillas, además de integrarlos al sistema de salud. Muchos de ellos son víctimas de la violencia, que no han sido reparados por el Gobierno.

Las autoridades aclararon que los expandilleros no eran integrantes de bandas criminales como el Clan del Golfo. Sin embargo, estas personas habían infundido un gran miedo entre los chocoanos, quienes eran constantemente atracados en las calles o extorsionados para poder comercializar productos o desplazarse por las vías.