Medellín: tras 15 años de la Operación Orión, exigen que Luis Pérez y Uribe pidan perdón

Foto: LA FM

La intervención en la Comuna 13 dejó 88 personas asesinadas y 200 desaparecidas

A partir de las 2 de la tarde de este viernes comenzarán los eventos en Medellín para conmemorar los 15 años de la Operación Orión en la Comuna 13, occidente de la ciudad.

Para recordar lo vivido entre el 16 y el 17 de octubre del 2002, las víctimas seguirán reclamando que el alcalde de ese entonces, Luis Pérez Gutiérrez, y el presidente del momento, Álvaro Uribe, pidan perdón y cuenten la verdad de los hechos.

Luz Helena Galeano, del movimiento Mujeres Caminando por la Verdad, lamentó que la intervención a la Comuna 13, donde los policías y soldados habrían recibido instrucciones de los mismos paramilitares, haya dejado 17 personas asesinadas por la Fuerza Pública, 71 asesinadas por los ‘paras’, 370 capturas arbitrarias y al menos 200 desaparecidos que habrían sido enterrados en el botadero de basura del lugar.

“A Álvaro Uribe le debería dar vergüenza visitar nuestra Comuna 13 después de que él mandó a asesinar, a reclutar y a violar personas. El acto de él debería ser de reivindicación de los derechos humanos y de un acto de perdón, no ir a recoger firmas para seguir con su boom, que es lo que le interesa“.

Valentina Vargas, de la Corporación Jurídica Libertad, explicó que en la tarde de este viernes, las víctimas se reunirán en el Comedor Comunitario de las Hermanas Teresitas de la Comuna 13, donde hablarán sobre la importancia de la verdad para reparar las heridas que dejó la Operación Orión, intervención por la que la Corte Interamericana de Derechos Humanos ya condenó al Estado colombiano.

“Son 15 años de resistencia y 15 años en la impunidad, lo más importantes para las víctimas es saber la verdad, que los responsables de esas intervenciones militares cuenten la verdad, qué digan el por qué y que sean castigados por la justicia“.

Al menos 900 militares participaron en la Operación Orión, cuyo objetivo era acabar con las milicias urbanas de las Farc y el ELN, pero que contó con la ayuda del Bloque Cacique Nutibara de las Autodefensas. Para encontrar a los cerca de 200 desaparecidos, la Alcaldía inició hace dos años una intervención en La Escombrera, considerada la fosa común urbana más grande del mundo.