Colombia negó que quiera derrocar al gobierno de Nicolás Maduro

Foto: Canciller María Ángela Holguín / Colprensa

La Cancillería, a través de un comunicado oficial, sostuvo que “Colombia jamás ha sido un país intervencionista”.

La Cancillería de Colombia respondió al canciller venezolano, Samuel Moncada, quien sostuvo que una reciente visita del director de la CIA, Mike Pompeo, a Colombia fue el escenario para organizar una colaboración con Estados Unidos, para “derrocar el gobierno democrático de Venezuela”. 

La Cancillería se declaró extrañada por dichas afirmaciones y las rechazó de manera enérgica.

“El Ministerio de Relaciones Exteriores recibe con extrañeza y rechaza las recientes declaraciones del Canciller de Venezuela, Samuel Moncada, relacionadas con comentarios del Director de la CIA, en torno a su reciente visita a la región”, afirma el comunicado.

Así mismo, la Cancillería negó que exista cualquier acción o gestión que intente injerir en Venezuela. “Colombia jamás ha sido un país intervencionista y negamos la existencia de cualquier acción o gestión que intente injerir en Venezuela”.

Finalmente, la cartera diplomática sostuvo que desde el Gobierno de Colombia quieren “el bienestar para el pueblo venezolano” y se ha abogado para que su destino común sea construido entre todos los venezolanos a través de un acuerdo negociado”.

A continuación, el comunicado del Ministerio de Relaciones Exteriores:

“El Ministerio de Relaciones Exteriores recibe con extrañeza y rechaza las recientes declaraciones del Canciller de Venezuela, Samuel Moncada, relacionadas con comentarios del Director de la CIA, en torno a su reciente visita a la región.

Colombia es un país respetuoso de los principios rectores del sistema internacional y del Estado de Derecho, y en este contexto basa su política exterior y sus acciones en el cuidadoso respeto de estos principios del Derecho Internacional. Colombia jamás ha sido un país intervencionista y negamos la existencia de cualquier acción o gestión que intente injerir en Venezuela.

Colombia es un país que se ve afectado o beneficiado del destino de Venezuela. Por lo tanto, nuestro único interés en cuanto a la actual situación por la que atraviesa Venezuela tal y como lo hemos declarado en el pasado, es que los venezolanos lleguen, entre ellos, a una solución y una salida negociada y pacífica de la coyuntura actual.

Queremos el bienestar para el pueblo venezolano y hemos abogado para que su destino común sea construido entre todos los venezolanos a través de un acuerdo negociado”.