Gobierno colombiano reconoció su responsabilidad en la masacre de Santo Domingo, Arauca

Foto: @MinjusticiaCo

El ministro de Justicia, Enrique Gil Botero, pidió perdón en representación del Estado colombiano por el ataque realizado por un helicóptero de la Fuerza Aérea al corregimiento de Santo Domingo (Arauca), en hechos registrados en diciembre de 1998.

Durante el acto, el jefe de la cartera de Justicia aseguró que “el Estado fue llamado a exaltar la memoria de las víctimas de ésta comunidad y de su legado; nos recuerda que todos como colombianos, debemos seguir trabajando y construyendo el camino de paz y defensa de los Derechos Humanos”.

Las declaraciones de Gil Botero se dan tras un fallo de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) en sentencia del año 2012,  a través del cual responsabilizó al Estado por la muerte de varios civiles, entre quienes se encontraban menores de edad, en medio de una operación contra las Farc.

En ese entonces, un 13 de diciembre de 1998, un helicóptero de la Fuerza Aérea Colombiana arrojó un dispositivo cluster (granada rácimo) sobre la comunidad que se encontraba en medio de un bazar. En el lamentable hecho fallecieron 17 personas, de las cuales seis eran niños.