Gobernador de Antioquia: director del Agustín Codazzi es un “carroloco”

Foto: Luis Pérez, gobernador de Antioquia / Tomada de la cuenta de Twitter @Luis_Perez_G

El gobernador de Antioquia, Luis Pérez, exigió derogar la medida que ordena instalar separadores en Belén de Bajirá.

Como un “provocador” y un “carroloco” calificó el gobernador de Antioquia, Luis Pérez, al director del Instituto Geográfico Agustín Codazzi, Juan Antonio Nieto Escalante.

El mandatario departamental reaccionó de esa manera tras conocer la resolución del IGAC que ordena el amojonamiento en Belén de Bajirá, territorio que está en disputa con Chocó desde hace 18 años.

El gobernador Luis Pérez aseguró que el director del IGAC está provocando nuevamente a los antioqueños y a los chocoanos, pese a la calma que se había logrado en la zona. A partir del martes 10 de octubre, comenzaría la instalación de separadores en el corregimiento para definir los límites entre ambos departamentos.

“La actitud del director del IGAC es de un carroloco, a él le gusta figurar, le gusta perturbar, generar malestar y enfrentarnos con Chocó, yo espero que le jalen las orejas. Lo mejor para Antioquia y Chocó es que se señor salga de su cargo, que nombren un tipo más tranquilo”.

Al asegurar que el IGAC está reviviendo los conflictos entre Antioquia y Chocó, Luis Pérez denunció que se está desconociendo que hace 5 meses los antioqueños recolectaron un millón 400 mil firmas para exigir que Belén de Bajirá no sea trasladado a Chocó.

En una carta enviada al presidente Santos, el gobernador de Antioquia también recordó que el Gobierno había anunciado que esperaría un pronunciamiento del Consejo de Estado sobre el conflicto limítrofe.

El corregimiento de Belén de Bajirá tiene 16 mil habitantes, el lugar cuenta con dos estaciones de policía, dos colegios y dos centros de salud, uno por cada departamento. El deslinde territorial he generado una confrontación racial entre los pobladores, tanto así que hace poco se enfrentaron ondeando banderas de ambos departamentos.

Esta es la carta del gobernador de Antioquia, Luis Pérez Gutiérrez: