LA FM

Francisco: quiero asegurar mi oración de manera especial por Venezuela

Pope Francis shows a bruise around his left eye and eyebrow caused by an accidental hit against the popemobile's window glass while visiting the old sector of Cartagena, Colombia, on September 10, 2017. Nearly 1.3 million worshippers flocked to a mass by Pope Francis on Saturday in the Colombian city known as the stronghold of the late drug lord Pablo Escobar. / AFP PHOTO / Alberto PIZZOLI

El Santo Padre afirmó: “hago un llamamiento para que se rechace todo tipo de violencia en la vida política y se encuentre una solución a la grave crisis que se está viviendo y afecta a todos, especialmente a los más pobres y desfavorecidos de la sociedad“.

El Sumo Pontífice sostuvo además que “desde este lugar, quiero asegurar mi oración por cada uno de los países de Latinoamérica, y de manera especial por la vecina Venezuela. Expreso mi cercanía a cada uno de los hijos e hijas de esa amada nación, como también a los que han encontrado en esta tierra colombiana un lugar de acogida“.

Luego, el obispo de Roma pidió para que “la Virgen Santísima interceda por todas las necesidades del mundo y de cada uno de sus hijos“.

Más temprano, el Sumo Pontífice recorrió el popular barrio de San Francisco, donde fue recibido por cientos de fieles que lo avivaron a su paso.

No obstante, tras haberse golpeado en su rostro contra el papamóvil (detalles haciendo clic aquí), el Papa caminó por las polvorientas calles de este populoso sector de la heroica.

Esclavitud

De otro lado, Francisco afirmó que “todavía hoy, en Colombia y en el mundo, millones de personas son vendidas como esclavos, o bien mendigan un poco de humanidad, un momento de ternura, se hacen a la mar o emprenden el camino porque lo han perdido todo, empezando por su dignidad y por sus propios derechos“.

Así mismo, hizo hincapié en la invitación de la Vírgen de Chinquinquirá y de San Pedro Claver, a “trabajar por la dignidad de todos nuestros hermanos, en especial por los pobres y descartados de la sociedad, por aquellos que son abandonados, por los emigrantes, por los que sufren la violencia y la trata“.

El Santo Padre se refirió además a la labor humanitaria que realizó San Pedro Claver con los esclavos negros que los europeos traían de África durante la época de la colonia.

Efectivamente, San Pedro Claver ha testimoniado en modo formidable la responsabilidad y el interés que cada uno de nosotros debe tener por sus hermanos. Este santo fue, por lo demás, acusado injustamente de ser indiscreto por su celo y debió enfrentar duras críticas y una pertinaz oposición por parte de quienes temían que su ministerio socavase el lucrativo comercio de los esclavos“, expresó el Sumo Pontífice.