Contraloría: Reficar no tiene plan de contingencia ante fallo adverso en demanda con CB&I

Foto: Imagen de referencia / Colprensa

El organismo de control reveló que la empresa no ha realizado la valoración de una contingencia, ante la demanda que se interpuso a la empresa norteamericana CB&I, por los millonarios sobrecostos en Reficar.

Según la Contraloría, “el 8 de marzo de 2016 Reficar presentó solicitud de arbitraje en contra de CB&I ante la Corte Internacional de Arbitraje de la Cámara de Comercio Internacional. Dentro de este proceso, el 25 de mayo de 2016, CB&I contestó la solicitud y presentó demanda reconvencional en contra de Reficar”.

Ante este escenario, el organismo de control recalca que “Reficar no ha efectuado la valoración de la contingencia derivada de este proceso arbitral y, por ende, no ha efectuado ningún tipo de provisión”.

Señaló que la ausencia de provisión no surge como efecto de una valoración de la contingencia, sino como consecuencia del desconocimiento del deber de efectuar la valoración respectiva. “Esta circunstancia genera incertidumbre en el saldo de las cuentas de provisiones”, reafirma la Contraloría.

De acuerdo con la nota 14 de los Estados Financieros, el valor de esta demanda reconvencional es de aproximadamente $ 639.151.230.000 (USD 213 millones), los cuales corresponden a la ejecución de una garantía bancaria (USD 70 millones) y a facturas en disputa (USD 143 millones).

Más reparos

Esta advertencia se une a otros reparos que ha hecho el organismo de control a Reficar por su pobre desempeño financiero.

Según el organismo de control, “la planta actualmente está valorada por Reficar en $21 billones, quiere esto decir que en tres años se perdió el equivalente al 43% del valor de la Refinería”.

Manifestó que hasta 31 de diciembre de 2016, todos los Estados Financieros de la Refinería han revelado pérdidas, de acuerdo a las certificaciones del representante legal y dictámenes de revisoría fiscal.

Recalcó que las pérdidas operacionales como las que presenta Reficar “no tienen antecedentes en el país, motivo por el cual la práctica de auditoría se realizó bajo el más alto nivel, y obedece a la aplicación de pruebas en función de un proyecto intensivo en capital con compromisos de deuda”.

Respuesta

Reficar, por su parte, indicó con respecto a la pobre gestión en materia de ganancias que señaló la Contraloría, que este tipo de megaproyectos no contemplan producir utilidades en su primer año de operación.

Según la empresa, “lo normal es que en ese primer año se estabilicen las operaciones y se dé inicio a la optimización de márgenes y estructura de costos necesaria a mediano y largo plazo”.

Sobre el tema de la situación financiera de la compañía, otro de los cuestionamientos de la Contraloría, la empresa señaló que estos, al cierre de 2016, fueron preparados conforme a todas las normas contables vigentes.