Procurador propone muerte jurídica para empresas implicadas en casos de corrupción

Foto: Colprensa

El procurador general de la Nación Fernando Carrillo propuso que haya una responsabilidad penal y una muerte jurídica para las compañías involucradas en casos de corrupción.

En entrevista con el diario La República, el procurador Carrillo manifestó que se deben endurecer las sanciones por parte del Estado, en los casos en los que se compruebe el pago de sobornos y ‘coimas’ a cambio de beneficios particulares.

“Yo estoy proponiendo como discusión legislativa, la incorporación de la responsabilidad de las personas jurídicas“, dijo.

Indicó que Nosotros necesitamos levantar el velo corporativo de las estructuras societarias que tienen como objetivo las ‘coimas’ y los sobornos y necesitamos imponer sanciones penales”.

Carrillo dijo que la corrupción se ha convertido en el vehículo más importante del crimen organizado y agregó que el caso de Odebrecht es sólo una muestra de los alcances de estas redes.

Resulta que el narcotráfico permeó toda la cultura nuestra y estoy hablando del dinero fácil a través de conductas permisivas y al atajo” señaló.

Sostuvo que “eso del soborno puede ser una práctica atrevida de las empresas pero que podía ser parte legal de una empresa y en el caso de las compañías europeas hasta que la OCDE expidió la convención sobre el soborno transnacional, era lícito descontar las ‘coimas’ que pagaron las empresas europeas”.

En ese mismo sentido agregó que “apareció un actor que es una verdadera multinacional del crimen. El caso de Odebrecht no es una ‘maquinita’ de sobornos de tres sujetos que decidieron sobornar gente. Esto es una maquinaria al servicio del crimen organizado”.

El procurador general Fernando Carrillo manifestó que el narcotráfico y el enriquecimiento ilícito, le han abierto camino a este tipo de prácticas reprochables, que según él, deben ser atacadas judicialmente a través de drásticas sanciones.