Tras ataque de Stephen Paddock en Las Vegas, FBI y Estado Islámico tienen versiones distintas

Foto: El hotel Mandalay Bay después del tiroteo / Foto de AFP

El organismo de inteligencia consideró que el tiroteo no guarda relación con grupos terroristas. El Estado Islámico se refirió al autor como uno de sus soldados.

Vea también:

El Buró Federal de Investigación (FBI) descartó cualquier vínculo con algún grupo terrorista extranjero con el tiroteo ocurrido en la noche del domingo en Las Vegas, en el que, por el momento, murieron al menos 58 personas y 515 resultaron heridas. “No existe ningún vínculo conocido entre el tirador y ningún grupo extranjero conocido”, señaló un portavoz del FBI durante una rueda de prensa celebrada en la ciudad.

Las autoridades quisieron así desmentir un comunicado del Estado Islámico (EI), difundido a través de su agencia de propaganda, Amaq, y cuya autenticidad no pudo ser verificada, en la que los yihadistas aseguraron que el autor del atentado era uno de sus “soldados”.

Los hechos tuvieron lugar en la noche del domingo cuando Stephen Paddock, un hombre blanco de 64 años, abrió fuego desde su habitación del piso 32 del hotel Mandalay Bay sobre una multitud de más de 22.000 personas que asistían un festival country que tenía lugar en el principal bulevar de la ciudad. Desde el primer momento, la Policía de Las Vegas había explicado que Paddock era el “único sospechoso” en un suceso que ya se considera el tiroteo más mortífero de la historia moderna de Estados Unidos, si bien aún se desconocen los motivos que le llevaron a perpetrar la matanza.

Por su parte, el Departamento de Seguridad Nacional divulgó un comunicado a primera hora de la mañana en la que descartaba alguna otra “amenaza creíble”, si bien advertía que se reforzarían las medidas de seguridad en algunos lugares públicos del país. Joe Lombardo, sheriff del condado de Clark, donde se encuentra la ciudad de Las Vegas, afirmó que la investigación sigue abierta y se refirió al presunto autor de los hechos como “un lobo solitario” que poseía un número considerable de armas.

“Hemos completado la investigación en la habitación”, declaró Lombardo, quien añadió que a continuación se analizarán las pertenencias recuperadas en el cuarto del hotel en el que se hospedaba Paddock desde el 28 de septiembre.

Lombardo también habló de la residencia del presunto asesino, en la localidad de Mesquite, a una hora en automóvil de Las Vegas, donde las autoridades encontraron diversas armas en el sótano de la vivienda y confirmó que se ha localizado una segunda propiedad de Paddock en el norte del estado, en la que aún no se ha llegado a efectuar ningún registro.

A Paddock, del que apenas ha trascendido información, los agentes lo encontraron muerto en la habitación de su hotel, por lo que consideran que se suicidó tras cometer la matanza.

Consulte aquí: Stephen Paddock, autor del tiroteo en Las Vegas, descrito por su familia

Estado Islámico

El grupo yihadista Estado Islámico (EI) asumió la autoría del tiroteo en un concierto en Las Vegas (EE.UU.) que ha dejado más de 50 muertos y 400 heridos. En un comunicado a través de la agencia de propaganda afín al EI, Amaq, y cuya autenticidad no pudo ser verificada, “una fuente de seguridad”, que cita la agencia, aseguró que el autor del atentado es “un soldado del Estado Islámico”.

El ataque fue realizado, según Amaq, en respuesta a las acciones de la coalición internacional, liderada por Estados Unidos, y que combate en Siria e Irak contra los radicales. El grupo suele emplear esta fórmula de reivindicación cuando el ataque es llevado a cabo por personas que no están vinculadas directamente con la organización yihadista, pero que sí han mantenido contacto a través de internet o que de alguna manera han mostrado simpatía o se han declarado seguidores de su líder, Abu Bakr al Bagdadi.

Siempre según la agencia y en otro comunicado publicado justo después de la reivindicación, el supuesto autor del ataque, identificado como Stephen Paddock, un hombre blanco de 64 años y que se suicidó tras cometer la masacre, “se convirtió al islam hace varios meses”. Asimismo, ambos comunicados fueron publicados en la red de mensajería Telegram, utilizada por los yihadistas para asumir este tipo de atentados, en español y en inglés.

Paddock abrió fuego contra una multitud de más de 22.000 personas que asistían a un concierto desde su habitación del hotel Mandala Bay aproximadamente a las 22.08 del domingo hora local (05.00 GMT del lunes), según la nota policial. Era un concierto del festival de música country “Route 91 Harvest Festival”, que se celebraba al aire libre.

Un portavoz de la Policía explicó en rueda de prensa que el atacante estaba en ese hotel desde el 28 de septiembre. Aún se desconocen las causas por las que Paddock decidió segar la vida de decenas de personas antes de acabar con la suya propia, según ha informado la Policía local.

Con información de EFE