Ojo del huracán Irma, de categoría 5, pasa sobre Islas Vírgenes Británicas

Foto: AFP

El ojo del “potencialmente catastrófico” Irma, el huracán más fuerte registrado hasta ahora en el Atlántico, pasa en estos momentos sobre las Islas Vírgenes Británicas, en el Caribe, informó este miércoles el Centro Nacional de Huracanes (CNH) de Estados Unidos.

En un boletín especial, el CNH indicó que el ojo de Irma se desplaza en estos momentos sobre las Islas Vírgenes Británicas y se han reportado rachas de viento de 110 millas por hora (177 km/h) en las Islas Vírgenes de EE.UU.

Irma se encuentra a 35 millas (55 kilómetros) al este de la isla Santo Tomas y a unas 105 millas (170 kilómetros) al este de San Juan (Puerto Rico).

Continúa avanzando con vientos máximos sostenidos de 185 millas por hora (295 km/h), con rachas superiores, y se desplaza hacia el oeste-noroeste con una velocidad de traslación de 16 millas por hora (26 km/h).

Irma, que según el CNH es el huracán más intenso formado en aguas del Atlántico, llegó esta madrugada al Caribe, donde impactó Antigua y Barbuda, aunque a su paso por la primera los daños fueron menores de lo esperado, pese a los fuertes vientos e intensas precipitaciones que dejó.

Según un probable patrón de trayectoria trazado por el CNH, el “extremadamente peligroso” vórtice de Irma pasará cerca o justo al norte de Puerto Rico esta tarde o noche y cerca o sobre la costa norte de la República Dominicana el jueves.

Una vez superada República Dominicana enfilará hacia Bahamas, el norte de Cuba y llegará a Florida a finales de la semana.

Aunque se esperan algunas fluctuaciones, los meteorólogos prevén que Irma se mantenga en categoría 4 o 5 en las próximas 48 horas y ocasiona acumulaciones de lluvia de entre 8 y 12 pulgadas (20 y 30 centímetros), con máximas aisladas de 18 pulgadas (45 centímetros) en las islas de Sotavento del norte.

Las “grandes y destructivas olas” y marejadas ciclónicas generadas por Irma podrían elevar los niveles del mar de 2 a 3 metros por encima de lo normal a lo largo de las costas del extremo norte de las Antillas Menores.

La primera tormenta tropical de 2017 fue Arlene, que se formó en abril pasado en mitad del Atlántico, más de un mes antes del comienzo de la temporada.

A esta siguieron Bret, Cindy, Don, Emily y Franklin, que se convirtió en el primer huracán de la temporada; luego, Gert, el segundo huracán; Harvey, que alcanzó la categoría 4; Irma, categoría 5, la máxima, José y Katia.

Con información de EFE