LA FM

Carles Puigdemont, presidente del gobierno catalán, dispuesto a un proceso de mediación

Catalan president Carles Puigdemont gestures during a press conference in Barcelona, on October 2, 2017. Catalonia's leader Carles Puigdemont said the region had won the right to break away from Spain after 90 percent of voters taking part in a banned referendum voted for independence, defying a sometimes violent police crackdown and fierce opposition from Madrid. / AFP PHOTO / LLUIS GENE

En una declaración institucional desde el Palau de la Generalitat, Puigdemont ha denunciado que el Rey se dirigió “a una parte de la población” e “ignoró deliberadamente a los millones de catalanes que no pensamos como ellos” y a los catalanes que “han sido víctimas de una violencia policial que ha helado el corazón a medio mundo”.

El Rey Felipe VI aseguró que desde hace tiempo “determinadas autoridades” de Cataluña han venido incumpliendo la Constitución y el Estatuto y tachó su comportamiento de “deslealtad inadmisible” y “conducta irresponsable“, por intentar “quebrar la unidad de España”.

Así no. Con su decisión de ayer usted decepcionó a mucha gente que lo aprecia”, dijo Puidmenton en alusión al Rey de España.

En su discurso a los catalanes, Puigdemont reiteró su disposición a “emprender un proceso de mediación” para abordar el conflicto catalán y ha dado por hecho que “en los próximos días” las instituciones catalanas tendrán que “aplicar el resultado del referéndum” del 1 de octubre.

El presidente catalán consideró una “grave irresponsabilidad” que el Gobierno de Mariano Rajoy rechace las “diversas propuestas” de mediación que han llegado en las últimas horas.

Como ya planteó el pasado lunes, un día después de la jornada del 1-O, Puigdemont subrayó en su discurso que “este momento pide mediación” y ha destacado que los ofrecimientos que están llegando “conocen de primera mano” su “disposición”.