LA FM

Opciones para dar un aire distinto al hogar

Beautiful luxury pillow on sofa decoration in living room interior

La imaginación es el ingrediente principal. Y por supuesto, los gustos que cada persona tiene a la hora de decorar. Lo primero que se debe tener en cuenta es identificar los lugares específicos donde se quiere hacer el cambio, ya sea de decoración o de ambiente. Una de las formas más notables y recomendadas para iniciar es aplicando un nuevo color en las paredes del hogar.

Los colores influyen mucho en las sensaciones de las personas, al aplicar tonos más claros se tornan ambientes de iluminación, al aplicar tonos más oscuros se generan espacios acogedores. Dependiendo del presupuesto que haya para este cambio, inicialmente se pueden cambiar los tonos de las paredes de la sala, la cocina y el comedor. Cada espacio suele tener un color específico que está asociado a la personalidad de los habitantes del hogar.

Los tonos blancos generan serenidad, naturalidad, pureza, brindan más iluminación y hacen que el lugar se vea más grande. Los tonos púrpura muestran romanticismo, creatividad y magia. Los rojizos muestran seducción y vitalidad, los tonos verdes aluden a la naturaleza, los azules son perfectos para espacios que busquen tranquilidad.

Cambiar las cortinas e incluir nuevas alfombras es una buena opción. Hay múltiples opciones que pueden cambiar considerablemente el aspecto del hogar. Hay cortinas tipo persianas con estilos modernos, perfectas para optimizar espacios y aislar temperaturas exteriores. Los blackouts y paneles orientales son sencillos de instalar y propician espacios de relajación. Las alfombras de acrílico son una buena opción para innovar. Sobre todo cuando hay pisos laminados o de madera.

También la naturaleza juega un papel importante en el momento de decorar. Las plantas hoy día vienen en distintas presentaciones que permiten cuidarlas de forma sencilla y dando una imagen llamativa y serena en el hogar. Puede haber en jardines, terrazas, balcones, incluso en salas y comedores (dependiendo de la planta).

Cambiar de lugar los muebles de la casa da una mirada distinta. También ayuda a mover los espacios y sus energías; todo ha estado quieto por mucho tiempo y ha cargado consigo la energía que llevan los miembros del hogar. Al moverlos, dicha energía se dispersa y se genera un ambiente diferente, de tranquilidad.