LA FM

¿Qué debo tener en cuenta para adquirir vivienda nueva?

A female hand operating a calculator in front of a Villa house model

La primera vivienda que se adquiere es ese gran paso que trae beneficios a largo plazo. Hay quienes deciden vivir allí, otros prefieren comprar para vender o arrendar, e incluso para ayudar a sus seres queridos. Lo cierto es que es ganancia por donde se mire. Lo importante es tener en cuenta las recomendaciones necesarias para comprar.

Créditos bancarios, cuota inicial, ingresos mensuales, capacidad de endeudamiento y ahorro a largo plazo, son algunos de los interrogantes más comunes para aplicar a una compra de vivienda. De acuerdo con Elsa Noguera, Ministra de Vivienda de Colombia, “es el mejor momento para comprar vivienda propia. El Gobierno Nacional tiene más de 140.000 subsidios para ayudarle a pagar la cuota inicial y los pagos mensuales de su casa. Solo debe enamorarse de un proyecto de vivienda nuevo y preguntar en la entidad financiera de su elección o en el Fondo Nacional de Ahorro por el programa Mi Casa Ya”.

Lo principal es revisar la capacidad económica que tiene cada persona, cuál es su capacidad de endeudamiento según el salario y los gastos mensuales. Esto ayuda a definir el tipo de crédito hipotecario que podría tener. Luego de esto es importante ver las formas de pago (según el lugar donde se vaya a comprar que debe ser legalizado) que se dividen en dos: cuota inicial (30% de valor total del inmueble) y valor restante que es el 70% del restante. Para calcular esto se debe tener en cuenta la fecha de entrega del inmueble y tener el tiempo necesario para reunir el dinero de la cuota inicial.

Después de esto se debe analizar qué producto es más conveniente, si un crédito hipotecario o Leasing Habitacional; esta información la proveen los bancos. A partir de allí se revisan las tasas de interés porque antes de firmar algún crédito se debe tener en cuenta qué tasa de interés maneja cada entidad bancaria. Existen dos tipos de tasas: fija o variable (UVR), hay que revisar cuál conviene más.

Se debe hacer cálculos de la duración del crédito (a mayor tiempo más intereses). Para esto es necesario tener en cuenta los gastos adicionales: trámites de escrituración, notaría, etc. luego de ello será más sencillo saber qué uso dará a su vivienda, si la habitará, estará en arriendo o venta. La ubicación de inmueble es fundamental para esto. Revisar las vías de acceso, su posibilidad de valorización (a futuro puede tener un costo mayor si hay centros comerciales cerca o lugares en desarrollo).