LA FM

¿Comprar vivienda nueva o usada?

man holding a house

También depende de los ingresos y capacidad de pago en el momento de la compra. Hay viviendas usadas que cuestan incluso más que algunas nuevas o viceversa; depende del sector, las condiciones del inmueble y las posibilidades del comprador.

Para ambos casos hay costos que se deben tener en cuenta: certificado de tradición y libertad, promesa de compra venta, estudio de crédito entre otras variables que se deben tener en cuenta. Tanto para vivienda usada como nueva aplican las tarifas de crédito en los bancos y éstas pueden variar. El costo del avalúo del inmueble representa el 1 por mil del valor comercial del inmueble.

El estudio de títulos es otro trámite que corresponde al monto que se debe pagar en cada banco. En cuanto a vivienda usada (y algunas nuevas), de acuerdo con Asobancaria, “también es importante tener en cuenta los gatos de mudanza, instalación de rejas, bombillos lámparas, el arreglo o compra de cortinas, activación de contadores de luz o instalaciones de gas, que entre otros gastos representan dinero”. Una de las recomendaciones principales es cambiar las guardas de las puertas principales, tanto para compra de vivienda usada como nueva.

El Fondo Nacional del Ahorro (FNA) en convenio con Fedelonjas, proponen una opción para adquirir vivienda usada. Según cifras del FNA, existen más de 30 mil créditos aprobados, sin ser utilizados, debido a la baja oferta de la vivienda nueva que puede no ser de interés de las personas.  Fedelonjas es la entidad que agremia a las distintas agencias inmobiliarias del país y actualmente ésta cuenta con una oferta comercial de vivienda de interés prioritario (VIP, por valor de hasta 70 SMMLV o $48’261.850), vivienda de interés social (VIS, entre 70 y 135 SMMLV o hasta $93’076.425) y vivienda de precios superiores.

Cualquier colombiano que esté afiliado y que tenga una familia conformada, podrá solicitar en el FNA la aprobación de su crédito de vivienda que no necesariamente debe ser nuevo.  Para esto se debe estar afiliado al FNA (mínimo un año de antigüedad), tener cédula de ciudadanía, certificado de ingresos o carta laboral o declaración de renta y estar en alguna de las 20 ciudades donde aplica el convenio.