LA FM

El Ekaterinburg Arena, el estadio más extraño que tendrá Rusia 2018

El Ekaterinburg Arena / Foto de la FIFA

El Mundial de Rusia 2018 tendrá un estadio bastante raro. Se trata del Ekaterinburg Arena, que hoy tiene capacidad para 27.000 espectadores y sobre el cual la FIFA exige que tenga la capacidad de albergar a 35.000 personas.

Para lograrlo, ingenieros diseñaron dos tribunas que estarán ubicadas fuera del estadio, sin que se pierda la visibilidad sobre el campo de juego. Dichas gradas serán retiradas una vez culmine el mundial de Rusia 2018. “El estadio conservará su fachada histórica, aunque el techo y las gradas temporales se instalarán para el Mundial de Rusia”, afirmó la FIFA a través de su sitio web.

De acuerdo con la FIFA, el estadio, ubicado en la ciudad de Ekaterimburgo, podrá ser sede de cuatro partidos de la fase de grupos. Una vez empiecen los octavos de final, las gradas construidas fueras del estadio empezarán a ser desmontadas.

“En el caso de Ekaterimburgo, los asientos temporales son instalados para asegurar que la renovación conserve la fachada histórica del estadio y que los costos de mantenimiento se reduzcan después de la Copa del Mundo”, aseguró un portavoz de la FIFA a The Guardian.

Según el medio en mención, una de las razones por las cuales no mantendrían la estructura del estadio, con sus gradas improvisadas, obedecería al alto costo del mantenimiento. De hecho, a eso se debe que otras estructuras mundialistas y de Juegos Olímpicos hayan sido sometidas a abandono una vez finalizada la competencia.