LA FM

Espaldarazo de bancos a ‘salvavidas’ para morosos expedido por SuperFinanciera

Colprensa

Directivos de algunos bancos del país recibieron como positivo el denominado ‘salvavidas’ financiero, que entrará a regir desde el 31 de octubre y que busca que los morosos de crédito renegocien su deuda con la banca.

Según Santiago Perdomo, presidente de Colpatria, los colombianos en general son buena paga, lo que sucede es que hay un desajuste en los ingresos de las familias y por lo tanto no han podido atender sus obligaciones, pero eso no quiere decir que no quieran pagar”.

Dijo por tanto que “es es una buena medida el que no se tenga que marcar como un cliente reestructurado sino que simplemente es un buen pagador que honró sus obligaciones”.

Por su parte, Juan Carlos Mora, presidente de Bancolombia, señaló sobre este respecto que el ‘salvavidas’ financiero, “es una herramienta adicional que nos permite a los bancos gestionar la reestructuración de las carteras. Yo creo que ayuda y creo que tiene unas posibilidades adicionales para que las personas se acerquen a las entidades financieras a explicar su situación y a permitir que haya una revisión de cuáles son los términos en que debería pagar”.

No obstante aclaró que este tipo de medidas han venido siendo trabajadas por parte de los propios bancos, como parte de la promoción de una restructuración sana de las deudas de los usuarios del sistema financiero.

‘Salvavidas’

La Superintendencia Financiera de Colombia expidió la circular 026, con la cual se le informa a los bancos del país sobre el ‘salvavidas financiero’ que comenzará a operar el 31 de octubre, para los colombianos que tienen deudas con la banca.

Se trata de las modificaciones en las condiciones de créditos a las que pueden acceder los deudores.

Según explicó el superintendente Jorge Castaño, “con esta medida se busca generar un espacio para que los bancos puedan renegociar las condiciones de los créditos, ya sean de consumo, tarjetas de crédito, comerciales, microcréditos e incluso créditos de vivienda”.

Castaño recalcó que en esta instancia “se pueden redefinir las condiciones de pago y se le dará viabilidad financiera al deudor, sin que tenga que soportar los costos de una reestructuración de sus créditos”.

Señaló que este salvavidas se pondrá en marcha por una sola vez, “y si el deudor financiero logra cumplir con estas expectativas de pagar mejor sus cuotas pues no va a soportar el efecto negativo y puede continuar en el sistema financiero”.

“Esta norma define un paso previo a la reestructuración de las deudas y por esto las modificaciones que se hagan bajo los principios de la nueva norma no tendrán los efectos que una reestructuración puede tener en aspectos como la calificación del deudor y el acceso a nueva financiación”, explicó.