Tras ‘batalla campal’ entre hinchas de América y Cali, Dimayor toma primera decisión

Foto: Colprensa- El País.

“Si la violencia sigue, voy a prohibir el fútbol”, dijo por su parte el alcalde de Cali, Maurice Armitage.

Debido a los enfrentamientos que se presentaron en la ciudad de Cali entre las barras del Deportivo Cali y el América, la Dimayor decidió no transmitir, ni por televisión ni por radio, los encuentros de estos clubes en la última fecha de la Liga, ante Millonarios y Bucaramanga respectivamente.

Con medida de rechazo a los desmanes ocurridos en Cali en el estadio Pascual Guerrero en partido de la Copa Águila, la División Mayor del Fútbol Colombiano decidió que tanto el compromiso entre Deportivo Cali Vs Millonarios, que se disputará en el estadio Deportivo Cali el 27 de mayo, como el partido entre Atlético Bucaramanga y América, que se jugará en el Álvaro Gómez Hurtado, el mismo día, no tendrá cubrimiento alguno por parte de los medios de comunicación.

Consulte también: “si la violencia sigue, voy a prohibir el fútbol” (clic aquí)

Por esta decisión, sólo podrán ingresar al estadio de Cali los equipos que disputaran el partido, los miembros del comité ejecutivo reconocido por Coldeportes, el personal de seguridad y primeros auxilios y las autoridades del fútbol. Mientras que en Bucaramanga podrán entrar, además de la lista anterior, hinchas solamente del equipo local.

-Al respecto, el pronunciamiento del alcalde de Bucaramanga-

El alcalde de Bucaramanga, Rodolfo Hernández, respecto a la suspensión de la transmisión y el ingreso de hinchas al partido de este fin de semana entre Atlético Bucaramanga y el América de Cali tras una sanción impuesta por la Dimayor, indicó que esas medidas represivas no solucionan el problema que se presentan de enfrentamientos entre las barras.

“Veo el fútbol por la TV y me parece que esas emociones que generan las barras terminan en esas peleas y lo que tenemos que hacer es disfrutar del espectáculo, porque el fútbol es como un ballet, precisó.

El mandatario de Bucaramanga también señaló que estas medidas ocasionan graves pérdidas para el comercio de la ciudad y para el mismo equipo, ya que una de las mayores fuentes de ingreso se deriva de la venta de las boletas para ver los partidos.

“Un partido sin aficionados es prácticamente muerto y se lesionan los equipos porque no les llegan los ingresos por publicidad“.

Por último, expresó que “para Bucaramanga es malo porque el fútbol mueve la economía, los restaurantes y los hoteles y tomando medidas de represión no se arregla el lío“.

Los videos del hecho puede verlos haciendo clic aquí.

El documento oficial del particular: