Tour de Francia: Rigoberto Urán dice estar “sin problemas” de cara a las etapas cruciales

Foto: Rigoberto Urán, ciclista colombiano al servicio de Cannondale / Foto de Cannondale-Drapac

El ciclista colombiano es visto como un peligro por Chris Froome, que sabe que las diferencias son muy cortas.

El ciclista colombiano Rigoberto Urán se mostró hoy satisfecho de haber superado sin perder tiempo la decimosexta etapa del Tour de Francia, marcada por los abanicos que provocó el equipo Sky del líder, el británico Chris Froome.

“Era una etapa complicada, el viento estaba muy fuerte y lo pasamos bastante bien, sin problemas. El equipo me ayudó a estar bien situado en el momento mas importante de la carrera”, dijo el jefe de filas del Cannondale.

El colombiano, cuarto de la general a 29 segundos del líder, aseguró que los problemas del viento en los últimos kilómetros obligaban a no perder la concentración durante toda la jornada.

“Sabíamos que quien se quedara al aire podía perder un tiempo importante. Hay que estar atentos todos los días y como digo siempre hay que ir día a día”, señaló.

Consulte aquí: ¡Froome ve peligroso a Rigoberto Urán!

La primera cita alpina del Tour 2017 tendrá este miércoles algunos de los puertos clásicos de la carrera, aunque la meta está situada en Serre Chevalier, en el descenso del Galibier.

Los 28 kilómetros de bajada que restarán tras coronar el Galibier, la cima más alta de este Tour de Francia, serán claves para determinar el ganador de la etapa. Y también para clarificar una general muy apretada, aunque antes la etapa que comienza en La Mure cuenta con hasta tres plataformas de ataque.

La etapa, que tiene 183 kilómetros, prácticamente no ofrece llanos. La subida de entrada a Ornon, de segunda categoría, no es más que el aperitivo de una jornada de alta montaña, que de forma habitual se desarrollará por encima de los 2.000 metros.

La Croix de Fer y sus largas y tendidas pendientes, el Télégraphe, más corto y nervioso y, sobre todo, el Galibier, con sus 11,7 kilómetros al 6,9 % de pendiente media forjarán la etapa.

Es más que probable que la general sufra modificaciones importantes en vísperas de la llegada al Izoard, punto fuerte del recorrido alpino.

Con información de EFE