Suspenden 10 años a jugador de rugby por terrible agresión a un árbitro

Se trata de Mark Meafua, quien no se controló y le dio un fuerte golpe en el cuello al réferi.

El joven Mark Meafua, un jugador sub 19 de rugby, vio la tarjeta roja tras una acción ilegal durante la final de esta modalidad del Hunter Rugby Union.

Cuando fue a increpar al árbitro Niklas Gaal por su decisión y al ver que no había vuelta atrás, decidió darle un golpe certero en el cuello que fue descalificado hasta por sus compañeros.

El jugador australiano de 18 años fue juzgado y se determinó que la sanción sería dejarlo fuera de este deporte por 10 años, pese a que ofreció disculpas en una carta durante la audiencia que duró al menos dos horas.

No hemos visto nada como esto en 30 años (…) Es inaceptable abusar verbal o físicamente de un árbitro. Las sanciones demuestran que si se emprende ese comportamiento, se estará fuera del terreno de juego durante mucho tiempo“, declaró Andy Fairfull, director de la Rugby Hunter Union.