Selección de Brasil enloqueció a los hinchas tras su llegada a Barranquilla

Foto: @roliveiraAOVIVO

Los aficionados soportaron la lluvia y la brisa de media noche, con tal de ver a sus ídolos brasileños que arribaron sobre las 12:05 am a Barranquilla.

Centenares de hinchas se reunieron en las afueras del hotel de concentración de la Selección de Brasil, para darles la bienvenida a Barranquilla.

Aunque el horario de llegada de los pentacampeones del mundo eran las 12 de la madrugada, desde las siete de la noche se veían personas con camisetas de Brasil y de equipos europeos, merodeando los alrededores del hotel.

Unos querían ver a sus jugadores preferidos, otros intentaron acercarse lo más que pudieron, lo cierto es que la llegada de la Selección de Brasil a Barranquilla fue una fiesta.

“La emoción de recibir al equipo, en especial a los dos integrantes del Liverpool, yo soy muy hincha de ese equipo y me traje la camiseta para ver si me dan el autógrafo. El partido va a ser difícil, la selección brasileña está muy bien, ya está clasificada. El compromiso es de Colombia para ganar este martes”, aseguró uno de los aficionados.

Pasada la medianoche el bus que transportaba la nómina de la verde amarela arribó al lugar de concentración, Entonces, los aficionados enloquecieron y en coro gritaron un nombre: Neymar.

“Emocionada porque voy a ver a los jugadores, en especial a Neymar. Es mi ídolo, Me gusta como juega y su personalidad”, dijo Ana Sofía Barón, una las varias hinchas que también esperaron a los brasileños.

Neymar es el ídolo, quiero su firma y la foto. Tengo su peinado y su tatuaje”, expresó emocionado Jhonny, un joven que vino desde el municipio de Malambo para recibir a Brasil.

“Es mi selección favorita, vengo de Cartagena expresamente a verla. Actualmente Brasil tiene mucha ventaja, por la nómina que tiene digo que va a ganar Brasil, tres a uno”, vaticinó Flavio Moncayo.

Brasil llegó a Barranquilla y quiere cumplirle a su hinchada que anoche esperó en las afueras del sitio de concentración solo por estar cerca de sus ídolos.