El Manchester City de Guardiola cayó en casa ante el Chelsea

Foto: AFP

La tragedia del Chapecoense no fue ajena al partidazo en la Liga Premier. En el plano deportivo, el juego terminó 1-3.

El Chelsea, liderado por un magnífico Diego Costa, autor de un gol y una asistencia, asaltó este sábado el Etihad Stadium y derrotó con justicia a domicilio al Manchester City (3-1) para sumar su octava victoria consecutiva en liga y ampliar su diferencia en lo más alto de la Premier League.

Llegaban los hombres de Antonio Conte al coliseo ‘Citizen’ en su mejor momento de la temporada, en lo más alto de la tabla y sin perder en Premier desde el pasado 24 de septiembre.

El preparador italiano mantuvo su ya característico 3-4-3, aunque se vio forzado a introducir una modificación en el once: ingresó Cesc Fàbregas -primera titularidad desde septiembre- y se cayó del once Nemanja Matic por unas pequeñas musculares.

El resto, los mismos diez futbolistas que hace una semana se impusieron en Stamford Bridge al Tottenham por 2-1.

Por contra, Pep Guardiola revolucionó el once y apostó por un sorprendente 3-2-4-1, dando entrada a John Stones en una defensa de tres y a Ilkay Gündogan junto a Fernandinho en el centro del campo.

Jesús Navas y Leroy Sané también fueron titulares, mientras que Yaya Touré esperó su turno desde el banquillo y Raheem Sterling se cayó de la convocatoria por lesión.

A los 14 minutos llegó la primera aproximación con peligro de los visitantes, después de que Hazard aprovechara un mal despeje de la zaga para soltar un derechazo desde el balcón del área que se marchó desviado por poco.

Respondieron los hombres de Guardiola sólo cinco minutos después, cuando Agüero recogió la redonda en la frontal, se giró y lanzó un zapatazo con la zurda que envió a saque de esquina un buen posicionado Courtois.

La polémica llegó poco más tarde: primero el árbitro anuló un tanto de Fernandinho por fuera de juego -acertó el colegiado- y luego obvió una falta de David Luiz sobre el ‘Kun’ después de que el brasileño desequilibrara al punta argentino cuando se iba a plantar solo ante Bravo.

A falta de escasos segundos para el descanso, el City logró abrir la lata: buena jugada entre Silva y Agüero, que abrió a la derecha, donde Navas encaró a Marcos Alonso y soltó un centro que tocó en el pie derecho de Cahill y se introdujo en la meta defendida por Courtois.

Salieron en el segundo tiempo los londinenses con otra actitud y entre Diego Costa y Hazard se echaron el equipo a la espalda para intentar obrar la remontada.

Fue después de un par de ocasiones claras del City que dio su primer golpe el Chelsea. Kevin De Bruyne, negado de cara a gol este sábado, tuvo en sus botas dos goles claros, pero perdonó una y otra vez.

Primero recibió un pase entre líneas de Sané y disparó al muñeco y después mandó inexplicablemente al travesaño, con el portero vencido y la portería libre, un buen pase desde la derecha.

No perdonó el Chelsea, y Costa, en el minuto 60, en su primera ocasión clara del encuentro, subió el 1-1 al marcador del Etihad: el internacional español recibió un pase largo de Fàbregas a la espalda de Otamendi, se quitó de encima al defensor y definió al palo corto de un Bravo que hizo la estatua.

Diez minutos después, tras una oportunidad desperdiciada por Agüero, la enésima del City, se pasó del posible 2-1 al 1-2. Magnífico contragolpe de los de Conte liderado por Hazard, quien cedió a Costa y éste puso el balón entre líneas a Willian, que batió en la salida a Bravo y dejó el encuentro prácticamente visto para sentencia.

En el tiempo de descuento el Chelsea dio el golpe definitivo al City, cuando Hazard recogió un pase largo de Alonso para montar una contra excepcional, superar a Kolarov en velocidad y mandar el balón al fondo de la red para subir al luminoso el definitivo 1-3.

Perdieron los nervios los de casa, que acabaron el encuentro con nueve futbolistas después de que Agüero y Fernandinho fueran expulsados, el primero por una entrada criminal sobre David Luiz y el segundo por encararse con Fàbregas.

Con este triunfo, los hombres de Conte se llevan tres puntos de oro de Mánchester para sumar su octava victoria consecutiva en liga y ampliar su diferencia en lo más alto de la clasificación.

Chapecoense

Manchester City y Chelsea guardaron este sábado, en los prolegómenos del partido que abrió la jornada 14 de la Premier League, un sentido minuto de silencio en memoria de las víctimas del accidente aéreo del Chapecoense en Colombia.

Los jugadores de ambos de equipos formaron un corro en el círculo central del terreno de juego, mientras que los aficionados que abarrotaron el Etihad Stadium guardaron silencio de pie en las tribunas. La Premier League informó que rendirá homenaje a las víctimas del conjunto brasileño este fin de semana, antes de los encuentros de la decimocuarta jornada, con un minuto de silencio.

El Chapecoense, un equipo del estado brasileño de Santa Catarina, se desplazó el pasado lunes hacia Medellín (Colombia) para disputar, dos días después, el partido de ida de la final de la Copa Sudamericana frente a Atlético Nacional, cuando el avión que lo transportaba se declaró en emergencia y se accidentó en una zona rural del departamento de Antioquia, a unos 50 kilómetros del aeropuerto José María Córdova.

En el accidente murieron 75 de las 81 personas que iban a bordo. Entre los fallecidos figuran casi todos los jugadores del equipo, así como 22 periodistas, miembros de la tripulación, directivos del club y otras personas que conformaban la delegación del club brasileño.

La aeronave, de la compañía boliviana LAMIA, había sido fletada por el Chapecoense para la que hubiese sido su primera final de un torneo internacional en sus 43 años de historia.

Todos los informes sobre la tragedia de Chapecoense, haciendo clic aquí