Yaneth Molina, controladora que atendió avión del Chapecoense: la tragedia pudo ser peor

Foto: @NoticiasRCN

Yaneth Molina, la controladora que atendió a la tripulación del avión de Lamia que se accidentó con los jugadores del Chapecoense a bordo y dejó 71 personas muertas, aseguró que este incidente pudo ser más grave, ya que la aeronave estuvo muy cerca de chocar contra otras esa noche del 28 de noviembre.

Molina dijo que el trámite que se le dio al vuelo 2933 ese día fue el mismo que se establece en los protocolos de la Aeronáutica Civil, y que nunca hubo negligencia de su parte en el aeropuerto de Rionegro, Antioquia, por lo que presentó toda la información a las autoridades.

“Ellos vienen y piden pista, nunca declararon la emergencia, por lo que se le dio prioridad al vuelo de Vivacolombia y justo cuando ya iniciamos trámite para aterrizaje con ellos, es cuando dicen que están sin combustible y minutos después perdemos todos contacto (…) si hubiesen avisado antes, se modificaban los aterrizajes, dijo la controladora aérea en diálogo con LA FM y RCN Radio.

Yaneth Molina, controladora aérea de la tragedia de Chapecoense: hice lo humanamente posible

La controladora aérea también señaló que la tripulación del vuelo de LaMia no obedeció las instrucciones impartidas desde la torre de control y puso en riesgo otras aeronaves que se encontraban a la espera de su turno de aterrizaje. Agregó que a ellos se les dijo desde un principio que había inconvenientes en la pista, la cual se debe alistar después de la llegada de cada uno de los aviones.

“Después de que perdemos contacto se encendieron las alarmas y se inició la búsqueda de la misma (…) quiero dejar en claro a todos los que me han criticado sin saber que nunca violé los protocolos y que se siguió paso a paso todo lo que tenemos claro, fue una situación de estrés, pero la Aerocivil nos entrena para eso todos los días, dijo Molina.

Yaneth Molina, actualmente se encuentra en licencia obligatoria, pero dijo que se encuentra lista para retornar a sus labores a partir del 10 de enero y que seguirá colaborando con la Fiscalía para esclarecer todo lo sucedido esa fatídica noche en la que murieron 71 personas en el departamento de Antioquia.