Fiscalía inició actos urgentes contra presunto agresor de la perrita ‘Sasha’

Foto: Composición LA FM

La Fiscalía General inició un proceso de actos urgentes en contra del agresor de la perrita ‘Sasha’, en hechos que se presentaron al interior de un conjunto residencial ubicado al norte de la capital del país.

Como parte de dichos actos, la Fiscalía adelantaría audiencia de imputación de cargos ante un juez de la República, por el delito de maltrato animal en contra del supuesto responsable.

Es de mencionar que el proceso es adelantado por un Fiscal de la Unidad de Reacción Inmediata de la URI de Usaquén, norte de Bogotá.

A propósito, este martes en la noche, funcionarios de la Oficina de Protección Animal de la Alcaldía de Bogotá, en compañía de agentes de la Policía, rescataron a ‘Sasha, mascota que fue agredida por un sujeto, tal como aparece en un video que circula en redes.

 

 

Teniendo en cuenta lo anterior,  la Administración de Bogotá reveló que la Policía ya posee la ubicación del sujeto que aparece agrediendo a la perrita de raza labrador. 

Consulte aquí: ‘Sasha’, perrita maltratada en edificio de Bogotá, ya se encuentra en poder del Distrito y de la Policía

Clara Lucia Sandoval, funcionaria de la Oficina de Protección Animal de la Alcaldía, en diálogo con LA FM señaló que las autoridades de policía judicial también cuentan con la plena identificación de la persona que agredió a ‘Sasha’.

“La persona que agredió a ‘Sasha’ está plenamente identificada, la Policía sabe dónde está y esperamos que la justicia actúe y que esta persona sea sancionada de acuerdo a la ley en contra del maltrato animal”, aseguró.

Consulte también: Agresor de ‘Sasha’ no era su dueño: Clara Lucía Sandoval, funcionaria de la Secretaría de Protección Animal

De igual manera, Sandoval le solicitó a las autoridades que adelanten todos los procesos de ley para que ese individuo reciba una sanción por lo que hizo en contra de la perrita ‘Sasha’.

De acuerdo con las autoridades, el hombre que incurrió en esa agresión podría recibir una condena de hasta tres años de prisión.