LA FM

En firme condena de 24 años de prisión a Samuel Moreno

La sala de casación penal de la Corte Suprema de Justicia dejó en firme la decisión del Tribunal Superior de Bogotá del pasado 18 de enero, cuando aumentó de 18 a 24 años de prisión la condena contra el exalcalde de Bogotá, Samuel Moreno por el carrusel de los contratos.

La sentencia tiene que ver con las irregularidades para adjudicar la prestación del servicio de ambulancias en el 2009 que tuvo un costo de 67 mil millones de pesos.

La Corte le dio la razón al Tribunal, el cual determinó que Moreno fue ‘pieza clave’ en el entramado de corrupción que se creó en su administración para desfalcar a la ciudad, ya que se comprobó que Moreno “amparado en el poder que tenía como Alcalde Mayor, instigó al secretario de Salud y a otros personajes para que adjudicaran el contrato de ambulancias, al tiempo que exigieran a los contratistas interesados un porcentaje a cambio de direccionar la licitación en su favor”, señala la sentencia de la Corte Suprema.

La sala no compartió los argumentos de la defensa de Moreno, cuando criticó la carga laboral del juzgado que llevó el proceso judicial. “Dentro de ese plan de descongestión, se le aligeró la carga al Juzgado 14 Penal del Circuito con el propósito que se dedicara de manera exclusiva al conocimiento de este proceso penal; medida que, lejos de constituir una intimidación, se tradujo en un mecanismo idóneo para que se administrara justicia de manera célere y cumplida”.

Añade la Corte que no se regló una data para emitir fallo -cuestión que, además, no podía hacer, so pena de infringir el principio de autonomía judicial e, incluso el de igualdad-. El término allí contenido fue justamente para que se diera cuenta sobre las actividades desplegadas, atendiendo que las medidas de descongestión no son indefinidas y normalmente tienen un plazo vencido, el cual la autoridad administrativa evalúa si se hace o no necesaria su prórroga y si ella es viable presupuestalmente”.

En su momento, el Tribunal señaló que Moreno “actuó como determinador y por ello indujo, instigó, mandó, aconsejó, coaccionó, ordenó, convino y gestionó a otros personajes que también participaron en el entramado criminal, como Héctor Zambrano y Federico Gaviria”.

Justamente, uno de los testigos en el proceso fue el empresario Federico Gaviria, quién explicó cómo se pagaron las comisiones. En el expediente que reposa en la Corte se dice que en noviembre de 2009 se entregó un cheque de mil millones de pesos que fue distribuido entre el exsecretario de salud de Bogotá, Héctor Zambrano y el concejal Hipólito Moreno.

También se demostró la hipótesis de la Fiscalía que señaló a Moreno de haber obtenido provecho económico cuando recibió cerca de 2.790 millones de pesos, producto de la adjudicación del contrato de ambulancias.